El Teatro Calderón se tiñe de ‘Rojo’, la nueva obra de Juan Echanove y Ricardo Gómez

Juan Echanove y Ricardo Gómez. DAVID LOZANO

Junto a los actores, Ana Redondo y José María Viteri han hablado de las desventajas del teatro en España y las facilidades que ha brindado la ciudad vallisoletana a los actores.

“El Calderón se viste del ‘Rojo’ de John Logan, así ha comenzado Ana Redondo, concejala de Cultura y Turismo, la presentación de ‘Rojo’ la nueva obra de teatro de Juan Echanove y Ricardo Gómez que se estrena este viernes 9 a las 20:30 horas en el Teatro Calderón. La obra ha ganado seis premios Tony y ha sido representada en varios países.

 

La historia se centra en el personaje de Mark Rothko (Juan Echanove), un pintor insatisfecho que vivió el fin del cubismo y sufrió el acoso por parte de sus sucesores, los pop-arts. Junto a él se encuentra la figura del ayudante, Ken (Ricardo Gómez). Rothko recibe una oferta: pintar unos murales para el restaurante Four Seasons de Nueva York, pero para ello tiene que renunciar a sus principios, lo que hace que caiga en depresión y, como cuenta Echanove, “deje de ver el rojo, para ver el negro por encima del rojo”.

 

La obra ha pasado por “muchas fases”, confiesa Echanove y el Teatro Calderón ha aportado “todo el personal técnico y  administrativo”, que “ha proporcionado toda la plataforma necesaria” para lograr el resultado final. Para el Caderón supone un “salto cualitativo” según Ana Redondo, que afirma que la ciudad siempre busca tener la mejor calidad en el teatro y a los mejores actores.

 

El presidente del Teatro Calderón, José María Viteri, confiesa que ha estado presente en algunos de los ensayos de la obra, pero no ha querido ver muchos porque quiere que “el estreno sea una sorpresa”. A pesar de ello, Viteri considera que esta es “una obra que emociona”.

 

En la presentación, Echanove ha tratado el tema del teatro en nuestro país. “Madrid es una ciudad que se ha quedado pequeña para confeccionar el teatro”, confiesa Juan Echanove, en referencia a las salas de ensayo para los actores.

 

Echanove se ha mostrado agradecido con Valladolid, porque el equipo de la obra teatral ha podido “concentrarse” para el estreno: “Aquí todo ha sido una autovía. Todo lo que se verá esta noche es por Valladolid”. Debido a esto, el director madrileño pretende “poner el teatro boca abajo” en el debut.