El spa para bebés desembarca en Valladolid con el Splash Baby Spa
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

El spa para bebés desembarca en Valladolid con el Splash Baby Spa

Imagen del spa para bebés, el Splash Baby Spa.

Ruth Grande y su marido abrieron estas instalaciones para los más pequeños en el Paseo Zorrilla hace ya más de un año, pensando en ayudar a su desarrollo cognitivo

¿Acaso no lo conoce ya? El Splash Baby Spa de Valladolid es un espacio exclusivo dedicado a la estimulación acuática temprana y al masaje infantil, que permite ayudar al niño en el desarrollo integral de su persona, desde el momento de su nacimiento y de una forma efectiva y probada.

 

Los servicios que el spa ofrece a los bebés son diversos, como mencionada estimulación donde los pequeños entrarán en contacto directo con el agua, con masajes anticólicos, hidroterapia para niños que tienen necesidades especiales, actividades para madres e hijos, etc.

 

Ruth Grande es una de las fundadoras de Splash Baby Spa junto a su marido. Abrieron su local en el Paseo Zorrilla en septiembre de 2019. La idea, según ella misma cuenta, “surgió después de que le hicieran un regalo a nuestro hijo en un centro de Splash Baby Spa Madrid". "Nos pareció una buena idea hacer algo parecido en Valladolid porque no había ninguno. Entonces nos sumamos a la franquicia”, asegura a TRIBUNA.

 

Según Grande “la actividad estrella de spa es la estimulación acuática temprana combinada con el masaje infantil en sesiones de una hora. La hidroterapia también está demandada para los bebés con parálisis, problemas con movilidad, etc”. Dan un servicio especial también para niños con discapacidades a través de fisioterapeutas.

 

Además, Splash Baby Spa cuenta con un amplio equipo de profesionales para que los bebés estén en buenas manos. El espacio cuenta con profesionales especializados en estimulación acuática, hidroterapia, masaje infantil, titulados en Magisterio Fisioterapia y especialistas en primeros auxilios pediátricos.

 

También han notado la crisis del Covid-19, ya que tuvieron que cerrar sus instalaciones desde el comienzo del estado de alarma hasta mediados de mayo.Volvimos a abrir el 19 de mayo, ya que nos dejaron por ser un centro de rehabilitación, aunque fueron dos meses duros. Notamos la aceptación de la gente ya que seguían llevando a sus bebés a pesar de todo”.

 

Además, con las medidas impuestas por la crisis del Covid-19 han dejado de realizar actividades grupales como las de preparación al parto, recuperación del parto o estimulación musical para bebés, pero esperan poder volver a realizarlas muy pronto. ¿Se apunta?