El somatén armado, protector del campo en Tordesillas
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

El somatén armado, protector del campo en Tordesillas

El Somatén fue un cuerpo de hombres armados creado en Cataluña y que sería imitado en muchos de los pueblos del resto de España como en Tordesillas que aceptó de buen grado y se entregó con bagajes y pertrechos a la moda general de instituir y constituir dicho cuerpo. Por cierto, palabra catalana de vieja raíz cultural. Su lema: "Paz, paz, y siempre paz".

 

Al toque a rebato de campana, se reunían los integrantes del somatén en el Hospital de Peregrinos o en el viejo archivo de la calle Carnicerías que servían de abrigo a sus componentes para recibir la doctrina correspondiente, en tanto la instrucción militar la realizaban en el pinar de la Vega. Cuando había que rendir honores o entregar nuevos documentos de afiliación, la explanada del palacio era el sitio elegido para, en formación cuasi militar, rendir el homenaje que se precisara ante sus jefes, con la presencia de familiares, estandarte, armas y pertrechos.

 

En la fotografía, de un valor testimonial indudable, aparece en el Palacio, mientras el Alto en el que aún se pueden contemplar las escaleras de acceso, una abigarrada multitud de hombres, mujeres y niños que presencia la arenga al somatén. Algunas mujeres cuentan con parasoles o sombrillas para protegerse del sol, con una serie de detalles dignos de contemplación y de análisis. Este acto se refiere a la visita del comandante general y a la fiesta que por tal motivo se organizó. Dos niñas de la Villa, María Torres y una hija del señor Gento, entregaron un ramo de flores en la recepción de la Casa Consistorial. María recordaba el momento y el lugar aunque no así a quién dieron el ramo. No obstante, otros testigos del acontecimiento, niños entonces, e informantes del mismo, recuerdan el acto en el palacio donde se hizo la fotografía, presentando un "estaribel" o tablado, protegido por un dosel, a la altura de las escalerillas que había donde se colocaban los músicos a tocar y donde el comandante en jefe de la zona arengó a los miembros de dicha institución, en presencia del público en general.

 

El Somatén de Tordesillas al que pertenecieron muchos tordesillanos, sobre todo los que se dedicaban a la agricultura o a la industria, velaba por sus asociados dándoles la paga correspondiente, así como el salario si caían enfermos o de baja laboral, como se dice ahora, de tal forma que la sociedad garantizaba la subsistencia a la familia del somatenista en el caso de desgracia.

 

Una de las bajas accidentales fue la herida que sin querer le produjo un miembro del somatén a Don Julio Fernández en una pierna al disparársele la carabina reglamentaria que portaba y alcanzar el proyectil a dicho señor, mientras ejercían las labores propias encomendadas. Como consecuencia de aquel disparo, Don Julio cojeó ostensiblemente durante el resto de su vida.

 

También el somatén escoltó a la patrona de Tordesillas, la Virgen de la Guía, con motivo de una procesión, con el fusil al hombro. Se reconoce entre esas personas a Mariano Serrador y al padre de Teodoro Rodríguez López, en tanto aparece con uniforme el Delegado gubernativo de entonces. Es curiosa la escolta así como la escasez de público presente en la procesión. Esta fotografía apareció impresa y comentada en mi obra "Crónica de Tordesillas", página 63

 

Cuando llegan los años de 1936 y la Guerra civil, el somatén de Tordesillas fue desarmado y recogidas sus carabinas reglamentarias, escopetas o tercerolas para evitar problemas. Aquí fue el momento del principio del fin del somatén en nuestra Villa, aunque permaneciera vigente hasta finales de los años 70, como puede atestiguarse por las disposiciones legales al efecto.

 

Comentarios

JOSÉ LUIS 22/11/2020 11:17 #1
Somatén cuerpo armado para proteger el campo. Las fotografías son imapagables. Muchas gracias

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: