El sindicato SATSE Valladolid critica la "incertidumbre" sobre la salud de sanitarios tras la retirada de 20.000 mascarillas

Mascarilla de protección.

La Junta asegura que las mascarillas contaban con documentación y certificados de su homologación y equiparación a la norma europea.

Tras la denuncia del sindicato SATSE el pasado 30 de abril, alertando a las autoridades sanitarias sobre la falta de protección que ofrecían las mascarillas Folding mask KN95 SUBOLUN, el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo ha analizado este elemento detectando que efectivamente no cumplen la normativa y no garantizan una adecuada protección frente a la penetración de partículas, por lo que este viernes se procedió a la retirada de las mismas que estaban siendo usadas por los profesionales sanitarios de Valladolid desde el día 21 de abril.

 

Estas mascarillas se han utilizado en servicios como urgencias y unidades de cuidados intensivos donde se realizan procedimientos de alto riesgo como aerosolterapias, intubaciones… , así como en residencias de ancianos, por lo que hay enfermeros que han estado gravemente desprotegidos y según marcan los algoritmos del Ministerio se debe someter a estos profesionales a una cuarentena con vigilancia activa de síntomas y realizar una PCR a los siete días ya que la exposición ha sido sin un EPI adecuado y existe un riesgo elevado de que hayan resultado contagiados.

 

"Ahora de nuevo surge la incertidumbre sobre la salud de los enfermeros que han llevado durante días estas mascarillas, hay que recordar que sólo en la provincia de Valladolid se han contagiado 159 profesionales de enfermería por COVID19", aseguran desde el sindicato.

 

Desde SATSE Valladolid se exige que se lleve a cabo una valoración de oficio del estado de salud de todos los trabajadores que han atendido a pacientes COVID utilizando como medio de protección estas mascarillas que ahora han sido retiradas y se manifiesta totalmente en contra de la Nota Interior emitida por el Servicio de prevención del Hospital Clínico Universitario de Valladolid en la que se recoge que  “Independientemente de que (las mascarillas) no cumplan todos los requisitos de la normativa, esto no ha implicado que los trabajadores hayan estado desprotegidos”. Desde este sindicato se avisa que si no se lleva a cabo el control pertinente sobre la salud de los trabajadores este mismo lunes interpondrán una denuncia ante la oficina de inspección de trabajo.

Noticias relacionadas