El sindicato CSIF exige a la Junta que aumente los cursos de la Escuela Regional de Policía Local ante la falta de agentes

Óscar Puente, Luis Vélez y Julia González, en un encuentro anterior con los agentes de la Policía Municipal. AYTO. VALL.

La central sindical estima que en el primer trimestre del año ya dejará de estar en activo medio centenar de policías locales en Valladolid.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha exigido a la Junta de Castilla y León que acelere la formación de los nuevos policías locales con más cursos en la Escuela Regional de Policía Local ante el problema por la falta de agentes por las jubilaciones anticipadas en ciudades como Valladolid.

 

CSIF, en un comunicado recogido por Europa Press, ha advertido del problema que se avecina en la capital vallisoletana por la aplicación, desde el pasado 2 de enero, del Real Decreto sobre jubilación anticipada, y por ello insta a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y al Ayuntamiento de Valladolid a que pongan las medidas necesarias para asegurar la formación básica exigida y necesaria de los policías locales seleccionados ya para cubrir nuevas plazas.

 

Así, reclaman que se haga bien a través de un acuerdo con el propio Ayuntamiento, tal y como prevé el artículo 3 de la Ley 9/2003, de 8 de abril, de coordinación de Policías Locales de Castilla y León, como ya ha solicitado el Ayuntamiento de Valladolid o, en el caso de no alcanzarse ese acuerdo, a través de un curso en la Escuela Regional de Policía Local.

 

CSIF ha pedido que la Consejería amplíe el número de alumnos en el curso previsto de formación y organice otro extraordinario para policías locales en el segundo semestre de 2019 en la Academia Regional de Policía que está en la de la Policía Nacional de Ávila, todo ello con el fin de posibilitar la incorporación de nuevos policías locales en Valladolid antes de finalizar el año 2019.

 

Así lo ha solicitado el presidente autonómico de CSIF Castilla y León, Carlos Hernando, en un escrito remitido a la Consejería de Fomento, en el que ha recordado que en el Ayuntamiento de Valladolid ya hay más de 70 solicitudes de jubilación anticipada (el plazo de peticiones finaliza el 31 de enero).

 

Hernando estima que en el primer trimestre del año ya dejará de estar en activo medio centenar de policías locales en Valladolid.

 

PROBLEMA GENERALIZADO

 

Además, esta reducción de agentes en toda Castilla y León sumará unos 600 a lo largo de 2019, lo que supone entre el 20 y el 25 por ciento de muchas plantillas de capital de provincia, porcentaje que aumenta en otras poblaciones.

 

"Una formación imprescindible que tiene que acelerarse tanto para el Ayuntamiento de Valladolid como para todos los municipios de la Comunidad, puesto que el problema es extensivo a todos ellos, en los que se está tramitando la jubilación de cientos de policías locales", recalca Carlos Hernando.

 

CSIF ha remarcado, a través de su responsable autonómico de Seguridad, Valentín Martínez, que este sindicato ya advertía "desde hace año y medio de que esta situación de falta de policías locales que ahora se evidencia y se hace real iba a llegar".

 

El sindicato ha exigido a la Junta de Castilla y León a que "se prepare suficientemente, para que la academia regional de los policías locales no tenga problemas, y pueda atender los cursos de formación que necesiten los nuevos agentes que salgan de las futuras ofertas públicas de empleo, para que de una forme efectiva, y cuanto antes, puedan ocupar las plazas en sus municipios".

 

CSIF pide a los ayuntamientos "que no pierdan el tiempo y que aceleren el refuerzo de plantillas de agentes locales con nuevas ofertas de empleo público, agrupando las ofertas de 2018 y 2019".

 

Carlos Hernando ha agregado que "ni en el municipio de Valladolid ni en ningún otro de la Comunidad puede ponerse en riesgo la seguridad del ciudadano".

Noticias relacionadas