El servicio de recogida de basuras de Valladolid incorpora 4 vehículos híbridos en una inversión de 1,2 millones

Se trata de dos camiones de carga trasera de 20 metros cúbicos de capacidad y de otros dos de carga lateral de 25 metros cúbicos

El Ayuntamiento de Valladolid ha incorporado al Servicio de Limpieza y Recogida de Residuos cuatro nuevos vehículos con tecnología híbrida, que han supuesto una inversión de 1,2 millones de euros, y que se suman al acuerdo de la Junta de Gobierno para destinar 1,7 millones para la compra de nuevos vehículos.

 

Con estos nuevos vehículos, el Ayuntamiento "comienza un proceso de reestructuración de las rutas de recogida", ha señalado el concejal de Salud Pública, José Antonio Otero, quien se ha referido a la apuesta por la tecnología de la carga lateral, "lo que va a suponer un cambio en los sistemas de depósito, así como en los lugares de aportación".

 

Estos sistemas de recogida, aparte de suponer un ahorro en costes de explotación, "aumenta la seguridad de los trabajadores" ha señalado Otero.

 

Se trata de dos camiones de carga trasera de 20 metros cúbicos de capacidad y de otros dos de carga lateral de 25 metros cúbicos, además de que disponen de tecnología híbrida, equipados con batería recargables de alto rendimiento, de manera que realizan las labores de izado, descarga y compactación de residuos utilizando la energía acumulada en las baterías, empleando sólo el motor de combustión para el movimiento.

 

Los cuatro vehículos han supuesto una inversión de 1,19 millones de euros, con cargo a los remanentes del presupuesto de 2018, y que fueron adjudicados por contratación pública en diciembre de 2018.

 

Estos vehículos, al realizar la carga y compactación en modo eléctrico consiguen una reducción de ruido muy importante, (en torno a 5 7 dB) ya que el motor de combustión se mantiene a régimen al no necesitar de su aportación. Esto se traduce en una reducción también del consumo de combustible y por tanto de la reducción de emisión.

 

Se estima que la reducción de combustible de estos vehículos es de unos 20 litros de gasóleo por día, lo que equivale a unos 52 kilos de CO2.

 

Por lo que se refiere a la inversión autorizada en la Junta de Gobierno (1.690.180 euros) se destinará a la compra de tres camiones con carga lateral, dos de carga trasera, dos camionetas con grúa en la caja, dos furgonetas y un vehículo ligero.