Cyl dots mini

El servicio CSIF Ayuda triplica las consultas recibidas sobre personas ludópatas en Valladolid

Imagen de una casa de apuestas en Valladolid

El sindicato pide restricción y dureza para los establecimientos de juegos y apuestas en la capital,  que es la que más establecimientos de apuestas y juego tiene de la Comunidad.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Valladolid pide al Ayuntamiento de la capital que endurezca los requisitos municipales “todo lo que pueda”, para abrir establecimientos de juegos y apuestas, que están incrementándose, o para controlar su actividad.

 

CSIF Valladolid explica que el servicio CSIF Ayuda, que da apoyo a los afiliados ante diversas situaciones personales y labores, ha triplicado las consultas por este tema, y está tratando varios casos de ludopatía, que destruye el entorno laboral, personal y familiar del afectado. Se da la circunstancia, además, que las personas tratadas son jóvenes, que están iniciado su vida laboral y profesional.

 

CSIF señala que han sido las propias personas o sus familias -que están sufriendo este problema- las que han pedido al sindicato que se preocupe por estos establecimientos de juego, que propicia hábitos de dependencia graves, y que no aportan valor añadido en el tejido comercial y laboral de la ciudad.

La presidenta provincial de CSIF Valladolid, María José San Román, recuerda que la ciudad de Valladolid es la que más establecimientos de apuestas y juego tiene, concretamente unos 40 de un total de 140 autorizados en la Comunidad, donde cada vez hay más.

 

San Román lamenta que Valladolid sea la localidad de la Comunidad donde mayor número de casos de ludopatía se presentan, con unos 150 nuevos casos de adicción al juego en los dos últimos años. Además, comparte la preocupación de la Federación castellano y Leonesa de Jugadores de Azar (Fecyljar), que alerta de que casi el 75% de las personas tratadas por ludopatía son jóvenes.

 

Para CSIF Valladolid, la proliferación de locales de apuestas es “muy serio, por la trascendencia social que tiene y porque que, además, es un problema mayor en zonas y barrios más populares y humildes, donde hay más de estos establecimientos, en algunos casos cerca de colegios y espacios donde hay más jóvenes”.

 

Ante esta situación, y coincidiendo con la presentación de una moción en el Pleno de este martes 14 sobre este tema, por parte del Grupo Municipal Valladolid Toma la Palabra, el sindicato independiente se suma a quienes reclaman al Ayuntamiento de Valladolid que -dentro de sus competencias- “endurezca, limite, frene y entorpezca la actividad o la apertura de estos establecimientos de juego y apuestas, que se están adueñando de nuestras ciudades”.

 

Las limitaciones urbanísticas a la implantación de estos locales; sanciones por incumplimiento de la normativa, que es demasiado flexible; campañas de concienciación dirigidas a la población y -muy especialmente- a los más jóvenes, sobre los riesgos del juego; o limitaciones a la publicidad de esta actividad, son algunas de los aspectos en los que el Ayuntamiento de Valladolid puede actuar, según CSIF.

 

Este sindicato también insiste en que la Junta de Castilla y León establezca una moratoria para paralizar nuevas licencias de casas de apuestas y de juegos durante cuatro años, y que actualice la legislación actual, desde una interlocución con los agentes sociales.

Noticias relacionadas