El Sermón de las Siete Palabras, bajo el sol

La mayoría de la gente utilizó periódicos para protegerse. SERGIO SANZ
Ver album

Los miles de asistentes en la Plaza Mayor se protegieron del calor de muchas maneras diferentes durante este Viernes Santo.

Cielo despejado, sol radiante y una leve brisa. Así comenzó el Sermón de las Siete Palabras, celebrado este Viernes Santo en Valladolid. Esta vez nadie miró hacia arriba con preocupación por la posible lluvia, ya que durante la Semana Santa de 2017 el tiempo está acompañando a la ciudad.

 

Eso se ve reflejado en la multitud de gente que abarrota el centro de Valladolid y que este viernes por la mañana se concentró en la Plaza Mayor. Bajo la batuta de la religiosa Nuria Calduch, miles de personas asistieron a un sermón histórico, por ser el primero pronunciado por una mujer.

 

El calor se palpó en las zonas sin sombra y los allí presentes se protegieron de los rayos del sol como pudieron. Aunque donde no llegaban, debido a una ligera brisa, incluso hacía algo de fresco. Dos caras en pocos metros, en los que salió a relucir la imaginación de la gente. Algunos de los protagonistas, pertenecientes a diferentes cofradías, apostaron por usar sus propios elemenos; otros tiraron del típico abanico, de su propia ropa y, como no podía faltar, también una señora utilizó una bolsa de plástico. Los más tradicionales usaron periódicos o, también, sombreros. Para todos los gustos.