El Secretariado Gitano de Valladolid reivindica un trato digno de su imagen en los medios de comunicación

Carmen Jiménez y María Dolores Villarubia, miembros del Secretariado Gitano de Valladolid. Foto: Lucía Poyo

“Siempre se relaciona al gitano con la delincuencia, la pobreza o lo artístico”, contó Carmen Jiménez, miembro del Secretariado Gitano de Valladolid.

7.000 gitanos forman parte de la ciudad de Valladolid y conforman uno de los colectivos más vulnerables de la sociedad. La Fundación Secretariado Gitano es una entidad sin ánimo de lucro que lucha por la integración de los gitanos dentro de una comunidad, que llevada por los prejuicios y estereotipos, los margina y discrimina constantemente. Una de las causas de este desprecio es la imagen que los medios de comunicación transmiten sobre ellos.

 

Los miembros del Secretariado Gitano a través de programas y campañas reivindican por un trato digno del colectivo en los medios y aseguran que los gitanos no se identifican con lo que reflejan muchas de las noticias que se publican respecto a ellos. Según los estudios, miembros del Secretariado Gitano de Valladolid, han revelado, que existe un significativo porcentaje de noticias en torno al 15% o 20% que poseen un tratamiento inadecuado o poco profesional.

 

“La palabra gitano existe, lo único que en determinados contextos tiene una connotación de asociar a ese grupo una noticia que es individual”, ha contado María Dolores Villarubia, coordinadora del Secretariado Gitano en Valladolid, quien ha destacado que lo que hacen los medios es juzgar a un colectivo en vez de a una persona.

 

Aseguran que lo que más daño produce a este colectivo son los comentarios que se generan tras publicar este tipo de noticias. “El responsable de estos comentarios es el medio, que es el que tiene el poder y la libertad de filtrarlos y pararlos”, señaló Villarubia.

 

Cuando la Fundación detecta algún caso de discriminación hacia los gitanos lo primero que hacen es ponerse en contacto con el medio. “Lo que hacemos es explicarles las consecuencias que tiene el mencionar la etnia, que no es algo relevante y después intentamos mantener una reunión con él para explicar las consecuencias negativas que tiene esto en el colectivo gitano”, explicó Carmen Jiménez, miembro del Secretariado Gitano de Valladolid dedicada a los casos de igualdad de trato y de género.

 

La discriminación se manifiesta en los medios principalmente a través de los estereotipos, distorsionando su imagen frente a otros. “Siempre se relaciona al gitano con la delincuencia, la pobreza o lo artístico”, contó Jiménez. “Yo soy gitana, abogada y no soy ninguna ladrona”, señaló.

 

La discriminación de los gitanos se manifiesta de muchas maneras: en el empleo, en los accesos a recursos o en el tratamiento a los servicios públicos. “Este año se han recogido 200 casos a nivel estatal de discriminación en todos los ámbitos”, reveló Jiménez. “Muchos de estos estereotipos es porque nos falta información, y la que tenemos está sesgada por los medios de comunicación”, añadió Villarubia, quien aseguró que programas como ‘Los Gipsy Kings’ “están produciendo mucho daño”.

 

Por otra parte, aseguran que en los últimos años se ha notado una mejora a través de los mecanismos y actividades que se desarrollan para incorporar la cultura gitana a la comunidad. “Ha habido un compromiso de incorporar la historia gitana en la escuela. Castilla y León lo aprobó en 2016 y este año ya han salido los materiales para que el profesorado pueda trabajar la cultura del pueblo gitano dentro de las clases”, reveló Villarubia.

 

Las campañas son uno de los métodos que la Fundación del Secretariado Gitano utiliza para luchar contra la discriminación. “Tenemos que hacer mucha sensibilización y mucha incidencia política”, manifestó Villarubia, quien añadió que “las campañas pretenden desactivar los prejuicios y los estereotipos”. La última fue presentada el 15 de diciembre bajo el lema ‘Partir de Cero’.