El Salvador supera al VRAC para ser Supercampeón

El partido disputado en el Pepe Rojo deparó igualdad y emoción, y aunque el Quesos fue por debajo en el marcador tuvo al final una ocasión para remontar.

22 - VRAC Quesos Entrepinares: Pablo César Gutiérrez, Pablo Miejimolle, Alberto Blanco, Daniel Stöhr, Guido Albertario, José Basso, KaloKalo Gavidi, Nathan Paila, Chris Eaton, Álvaro Ferrández, Fede Casteglioni, Gareth Griffiths, Álvar Gimeno, Guillermo Mateu y John Wessel-Bell

También jugaron: Steve Barnes, Francisco Blanco, Gabriel Vélez, Hamish Graham, Coke Ortiz y Pedro de la Lastra

 

24 - Silverstorm El Salvador: Leandro Wozniak, Matt Smith, Andrés Alvarado, Víctor Sánchez, Michael Walker – Fitton, Matt Foulds, Jake Wainwright, Olajuwon Noa, Pelayo Ramos, Christian Rust, Josh Tafili, Johny Carter, Nuu Junior, Gonzalo Herreros y Tom Pearce

También jugaron: Ignacio Escobar, Vicente del Hoyo, Nicolás Jurado, Juan Ramos y Jorge García

 

Marcador: 0-7, min. 4: Ensayo de Nuu Junior y transformación de Rust; 3-7, min. 8: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 3-10, min. 11: Transformación de castigo de Rust; 3-17, min. 30: Ensayo y transformación de Rust; 10-17, min. 33: Ensayo de Álvar Gimeno y transformación de Gareth Griffiths; 15-17, min. 37: Ensayo de Chris Eaton; 15-24, min. 39: Ensayo de Tafili y transformación de Rust; 22-24, min. 70: Ensayo de KaloKalo Gavidi y transformación de Álvaro Ferrández

 

Árbitro: Alfonso Mirat. Amonestó con tarjeta amarilla a Guido Albertario y mostró tarjeta roja a Pelayo Ramos

 

Incidencias: Partido correspondiente a las Supercopa de España 2018, disputada en los Campos de Pepe Rojo. En los prolegómenos se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Guillermo de Miguel Martín, canterano de El Salvador, y por las víctimas de las torrenciales lluvias acaecidas en Mallorca

El Salvador se proclama supercampeón de España tras derrotar en un partido ajustado al VRAC, 22-24, en una mañana gris de 14  de octubre, en Pepe Rojo.

 

No fue el día del VRAC Quesos Entrepinares. El equipo de Diego Merino no pudo renovar su idilio con la Supercopa, que pasa a manos del Silverstorm El Salvador, más certero en los momentos decisivos que dejó un partido en el que el Quesos siempre se vio por debajo en el marcador. Pese a ello, el Entrepinares gozó de una última jugada con posesión para voltear el electrónico y levantar el título, pero de nuevo un inocente falló lastró las opciones de remontada quesera.

 

El partido empezó con la emoción que dejó el minuto de silencio dedicado Guillermo de Miguel Martín, jugador de El Salvador fallecido este sábado en un accidente y al que se le rindió un respetuoso minuto de silencio que reflejó la unión entre ambos clubes en los malos momentos. Fue un trago difícil para los seguidores chamizos, que en todo momento recibieron el apoyo de los vecinos. El minuto de silencio también sirvió para recordar a las víctimas de las lluvias torrenciales sufridas por el pueblo mallorquín de Sant Llorenç des Cardasar.

 

Comenzado el encuentro, el Silverstorm El Salvador se lanzó a por el primer ensayo sin apenas dejar madurar el duelo. Fue Nuu Junior el que irrumpió por el flanco izquierdo y finalizó una jugada que Rust convirtió en marca de siete puntos. Con el pie, Griffiths recortó tres puntos que Rust neutralizó tres minutos después con la segunda transformación del partido. El partido no parecía un derbi al uso y dejaba una vistosa primera parte plagada de errores pero con constantes puntos por parte de ambos conjuntos. Rust, máximo anotador del encuentro, sumaría otros siete con un ensayo firmado por él mismo y que se encargaría de pasar entre palos.

 

La empresa se le ponía muy complicada al VRAC, que se encontraba 14 puntos por debajo a 10 minutos del descanso. Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, el Quesos mostró su mejor versión para enchufarse a la Supercopa. Primero con un ensayo de Álvar Gimeno transformado por Griffiths y, de inmediato, con una marca con el sello de Chris Eaton que Gas no logró pasar. Fue el primero de los pateos errados por Gareth, que no tenía su zurda tan afinada como en otras ocasiones. De un posible empate al descanso se pasó a un 15-24 debido a un ensayo de Tafili ratificado por Rust tras un absurdo fallo del VRAC. El intermedio debía servirle al Quesos para ordenarse y encontrar la forma de complicar a El Salvador, pero la fórmula no salió del todo bien.

 

Y es que el Entrepinares se armó en defensa pero se apagó en ataque, pasándose casi 20 minutos sin pisar la veintidós contraría. Sobrevivió a una amarilla a Guido Albertario, sofocando cada ataque chamizo con garantías cuando parecía que el partido podía quedar visto para sentencia. Tras salir airoso de varias situaciones críticas, el partido cambió con la roja a Pelayo Ramos por un placaje alto a John Wessel Bell que el asistente de TMO, Pedro Montoya señaló sin apenas dudar.

 

A partir de ahí el Quesos despertó en ataque, pero Griffiths estaba negado con el pie y se dejaba por el camino seis puntos vitales para apretar el marcador. Un postrero ensayo de Gavidi, pasado por Ferrández, ajustaba la final hasta el 22-24 que dejaba a golpe de castigo el triunfo para el VRAC. Pero, nuevamente, una mala gestión de los minutos decisivos lastró al Quesos y dejó la victoria en manos de El Salvador.