El Salvador se pierde ante una Santboiana campeona de la Copa del Rey

Un instante de la final. A. MINGUEZA
Ver album

Pese al 0-3 con el que llegaron los vallisoletanos al descanso, estos vieron cómo su rival le pasó por encima en la segunda mitad para ganar por 16-6.

UE SANTBOIANA: Balsalobre, Sturgess, Chichua, Palomo, Pujol, Mitchell, Rubén Sanz, Tauli, Héctor García, Woodmass, Francisquelo, Truesdale, Baker, González y Pichot. También jugaron: Delgá y Millán.

 

EL SALVADOR: Gabi Fernanfez, Dani Marrón, Wozniak, Víctor Sánchez, Walker-Fitton, Foulds, Gonzalo Núñez, Joe Mamea, Juan Ramos, Jaime Mata, Mastriet, Tom Pearce, Antoine Sánchez, Raphaël Blanco y Alberto Díaz. También jugaron: Max Vega, Alejandro Sánchez de la Rosa, Pablo Medina y Manu Serrano.

 

ANOTACIONES: 0-3, minuto 40+1: golpe de castigo pasado por Jaime Mata; 3-3, minuto 50: golpe de castigo pasado por Baker;6-3, minuto 52: golpe de castigo pasado por Millán; 13-3, minuto 57: ensayo de Francisquelo transformado por Millán; 13-6, minuto 67: golpe de castigo pasado por Jaime Mata; 16-6, minuto 78: golpe de castigo pasado por Millán.

 

ÁRBITRO: Alhambra Nievas, asistida en las bandas por Castro y Fanlo. Mostró tarjeta amarilla al visitante Gabi Fernández.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la final de la Copa del Rey. Casi lleno. Alrededor de 25.000 personas presenciaron el encuentro en el Estadio José Zorrilla.

Lo de 'las finales no se juegan, se ganan' le salió rana al Silvertorm El Salvador, que no estuvo al 100% en la final de la Copa del Rey. Aunque en la primera mitad sí se mostró con más presencia, esta resultó estéril. Pese a ello y los condicionantes de la lluvia y el viento, los vallisoletanos se fueron ganando hasta el descanso, del que regresó muy fuerte una UE Santboiana para imponer su ley, dar la vuelta al marcador y llevarse el título por 16-6.

 

El Chami aguantó el chaparrón inicial y los intentos del Santboi por dar el primer golpe. Porque los catalanes mordieron con su saque y movieron el balón hasta el punto de encontrar el carril, pero cuando ese momento llegó el pase no fue el más preciso y los vallisoletanos recuperaron el oval.

 

Presión quitada y en busca del campo rival, donde se jugó prácticamente toda la mitad. Jaime Mata tuvo la primera pasado el minuto cinco, con un golpe de castigo que salió muy cerca de los palos. El '10' cogió las riendas de los lanzamientos ante la ausencia de Hansie Graaff y a punto estuvo de convertir la primera.

 

Todo ello bajo una intensa lluvia y un fuerte viento que quitó un poco de color al evento. Pero lo importante estaba en el césped, donde El Salvador siguió ganando metros contra una Santboiana que se defendió como un muro. Aunque también sacaron las uñas para intentar pillar a los colegiales, que les frenaron de maravilla.

 

Las fuerzas se igualaron y Santboi también se liberó de esa presión, pero no del todo. Los de Juan Carlos Pérez quisieron el balón y lo movieron hasta quedarse muy cerca de la zona de marca. Pero de ahí no pasaron, pese a estar durante varios minutos e intentarlo de diferentes maneras.

 

El Salvador no tiró la toalla y apretó hasta conseguir su premio. Un golpe de castigo muy centrado permitió a Jaime Mata poner en ventaja a su equipo (0-3), justo antes de llegar al descanso.

 

El entretiempo no sentó nada bien a los chamizos. El conjunto catalán no acusó el golpe moral y regresó con todo. Metro a metro, forzaron fallos de los colegiales y comenzaron a tener las primeras oportunidades. Woodmass desaprovechó un golpe que pareció sencillo, pero Baker no perdonó poco después para devolver la igualdad al marcador.

 

La torrija vallisoletana se prolongó y la UE Santboiana dispuso de otro golpe que Albert Millán se encargó de pasar. Con el 6-3, tampoco espabilaron los chamizos, que tuvieron otro error con el que su rival logró el primer -y único- ensayo del partido. Lo posó Francisquelo y Millán, de nuevo, lo metió entre los palos.

 

El 13-3 fue una losa insalvable para un Salvador que, pese a la diferencia de diez puntos, trató de no perder la cara al encuentro. Tiempo tuvo y merodeó la zona de marca, pero la jugada terminó en otro golpe pasado por Mata que resultó insuficiente.

 

Y, por si fuera poco, un acertado Millán puso la puntilla con un golpe pasado pegado desde la banda derecha. La jugada sirvió para colocar el definitivo 16-6 con el que la UE Santboiana se proclamó campeón de la 84 edición de la Copa del Rey de rugby.

Noticias relacionadas