El reventón en la Avenida Zamora provoca que el tráfico siga cortado hasta el jueves en un sentido

En estos momentos la avenida de Zamora hacia el colegio San Agustín permanece cerrada,  en el sentido contrario también hay un carril cortado. El corte de agua ha afectado principalmente a empresas como Renault. 


 

El suministro de agua a los afectados por la avería registrada en la noche del jueves en la Avenida de Zamora de Valladolid se restaurará previsiblemente este fin de semana, si bien el tráfico rodado en esta vía podría seguir afectado hasta el próximo jueves, según ha explicado este viernes el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia.

 

Saravia ha aclarado que en este caso no se trataba de una tubería muy antigua, sino que el reventón ha venido provocado por el desprendimiento de la misma al soltarse la tornillería que la sujetaba, la cual no estaba protegida, por lo que la corrosión ha deteriorado la sujección y ha derivado en la avería, que implica que en estos momentos la Avenida de Zamora permanezca cerrada al tráfico en ese punto en sentido hacia el colegio San Agustín, mientras que en el contrario también hay un carril cortado.

 

Esta situación se espera que continúe gran parte de la próxima semana, si bien el suministro de agua podría reanudarse este mismo fin de semana, tal como ha insistido el edil y primer teniente de alcalde, quien ha añadido que por efecto de la avería se ha visto afectada otra conducción cercana, por lo que se trata de una reparación "compleja".

 

Por su parte, la concejal de Medio Ambiente, María Sánchez, ha apuntado que el corte de agua "afecta a pocos vecinos" por no tratarse de una zona residencial, pero sí a empresas, especialmente la factoría de Renault.

 

Sánchez ha agradecido el esfuerzo de los operarios de Aguas de Valladolid que han trabajado durante "toda la noche" para tratar de subsanar el problema.

 

Manuel Saravia ha considerado como "poco prudente" la forma en que se construyó la tubería, sin proteger la tornillería, mientras que María Sánchez ha mostrado su temor de que de nuevo se produzcan episodios similares dado que las inversiones que requiere la red de suministro "no se pueden ejecutar de la noche a la mañana".

 

Asimismo, han reconocido los riesgos de que, como en otros casos, pueda haber reventones en zonas cercanas cuando se restaure la presión del agua una vez quede resuelta la avería.

Noticias relacionadas