El rector de la Universidad de Valladolid lamenta que los jóvenes miren "primero a Madrid" a la hora de buscar empleo

Antonio Largo prioriza el rejuvenecimiento de las plantillas, la internacionalización y la actualización de los estatutos.

El rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo Cabrerizo. E.P.

El rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo, ha afirmado que se encuentra "expectante" y tiene perspectivas "positivas" sobre que se materialice el anunciado incremento de la financiación a las universidades de Castilla y León por parte de la Junta, aunque ha reconocido que por el momento no ha recibido "muchas señales". Además, ha mostrado su preocupación sobre que los jóvenes miren "primero a Madrir" a la hora de buscar empleo.

 

Así lo ha manifestado el rector en una entrevista con Europa Press, en la que ha aseverado que espera una apuesta "decidida" para la educación superior por parte del Ejecutivo autonómico para las instituciones académicas públicas de la región, donde se da la "mejor formación" y se realiza "mayor investigación".

 

También sobre financiación, ha señalado al "hándicap importante" que ha supuesto la ausencia de un gobierno estable ya que al continuar con presupuestos prorrogados no se puede avanzar en la solución de problemas de la institución, como las plantillas, que es uno de los capítulos que "más penalizados" se encuentran por esta cuestión.

 

En este sentido, ha incidido en que durante 2019 se ha conseguido terminar con las listas de acreditados a profesor titular y a catedrático de la UVA, donde se arrastraba una lista importante de personas que "llevaban años esperando".

 

"Lo que queremos para 2020 es rejuvenecer más las plantillas, es uno de los retos que tenemos, no sé si tendremos más disponibilidad presupuestaria, aunque parece ser que la Junta nos dice que no", ha avanzado Antonio Largo, para reiterar que apostará "fuertemente" por las plazas de profesores jóvenes.

 

Asimismo, ha precisado que para este ejercicio también se espera limitar el número de profesores asociados, que trabajan "en precario", ya que la UVA tiene "más de los que se desearía", y ha asegurado que se apostará por la figura de los profesores ayudantes doctores.

 

Respecto al ámbito de la investigación, ha garantizado el apoyo a los investigadores con contratos posdoctorales y el refuerzo del apoyo para captación de proyectos europeos, tal y como se ha hecho este año con la incorporación de dos personas que ayudan a articular las propuestas.

 

TITULACIONES

 

Tras un 2019 "muy exigente", en el que la institución ha avanzado en el ámbito de la docencia de calidad, la empleabilidad y la internacionalización, el rector también mira de cara al futuro con la intención de sumar nuevos títulos tras la última incorporación del Grado en Ingeniería Biomédica.

 

En concreto, se trabaja en propuestas que están en fases "muy incipientes" y que pertenecen a distintos ámbitos como las Ciencias Sociales y las Humanidades, si bien la oferta deseada también va por la vía de la tecnología.

 

Así, la UVA pretende incorporar a su oferta el Grado de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte para el campus de Soria o una propuesta de Ingeniería Energética para Ingenierías Industriales en Valladolid.

 

"Esta es una de las cosas que tenemos que tratar con la Consejería de Educación para saber cuál es el marco en el que nos vamos a mover para a partir de ahí establecer nuestras prioridades, considerando la demanda social y las lagunas que puede haber, así como las posibilidades de desarrollo y la base del profesorado", ha apuntado sobre el mapa de titulaciones que se tiene que abordar junto al Ejecutivo.

 

"CUIDAR A LOS ESTUDIANTES"

 

Otro de los objetivos futuros, en el que ya se ha avanzado en el pasado ejercicio, es el cuidado de los alumnos de la institución, para los que se busca la empleabilidad, sobre todo orientada al desarrollo profesional en el entorno de Castilla y León.

 

"Queremos que los egresados sean conscientes de que también en el entorno más próximo, en Castilla y León, pueden encontrar oportunidades laborales interesantes", ha indicado Antonio Largo, quien ha lamentado que los jóvenes miren "primero a Madrid" a la hora de buscar empleo.

 

Aunque en la Universidad se ha realizado una "labor intensa" por la captación de nuevos estudiantes, y se ha notado una subida "notable" en los alumnos de Máster o en campus como el de Segovia, el rector también ha apuntado a la "no muy boyante" demografía y a la despoblación.

 

Esta última supone, a su juicio, una pérdida de talento ya que la institución forma profesionales que cuestan "un dinero de los recursos públicos" y que se marchan a desarrollar su talento a otras regiones.

 

Así, el rector ha explicado que la UVA intenta paliar esta situación a partir de la oferta de prácticas en empresa, para que los alumnos sean "conscientes" del "gran número" de pequeñas y medianas empresas de la Comunidad que ofrecen oportunidades a parte de las grandes.

 

AVANZAR EN IGUALDAD DE CONDICIONES

 

Largo ha insistido, por otro lado, en su apuesta por conseguir "sin ninguna rémora", que "todo el mundo" se encuentre en igualdad de condiciones en la institución, un aspecto en el que se ha avanzado pero se tiene que trabajar, sobre todo en las condiciones laborales.

 

"Tenemos que trabajar para que la forma en la que se desempeña el puesto de trabajo garantice para todos, independientemente del sexo, que se puedan desarrollar en plenitud y en las mismas condiciones", ha señalado, para lamentar que "históricamente" se haya "arrastrado" un número menor de mujeres en los niveles altos de profesorados.

 

Este es el caso de las catedráticas, que recientemente han aumentado ya que el número de plazas que han salido en los últimos años han sido ocupadas en alrededor de un cuarenta por ciento por féminas.

 

Así, Largo ha celebrado que la Universidad se acerca cada vez más a la "plena igualdad", pero ha abogado por seguir "vigilantes" para avanzar en este ámbito.

 

Y es que para el rector de la UVA es necesario dar a los estudiantes una formación "de calidad" y que incluya los "mejores valores humanos", los de igualdad, equidad, integración, solidaridad y democráticos, frente a las "polémicas estériles" sobre esta cuestión.

 

Por otro lado, ha indicado que se mantendrá el objetivo de abrir la Universidad a la ciudadanía y fortalecer la extensión universitaria para lo que se proseguirán proyectos como Valladolid Ciudad Universitaria y se colaborará en eventos como el centenario de Miguel Delibes, así como se mantendrán actividades como los 'Encuentros de verano'.

 

Todo ello sin olvidar los campus de Soria, Palencia y Segovia, donde, al igual que en la capital vallisoletana, se lleva a cabo una colaboración "muy activa" con la instituciones públicas.

 

Por otro lado, tras un período en el que la institución ha sido reconocida a nivel nacional por ser un "referente" en sostenibilidad y con algunas obras recientes como un nuevo edificio en el campus de Segovia, Largo no tiene concretado ningún proyecto para el futuro más próximo, pero apunta a la necesidad de llevar a cabo intervenciones de mejora.

 

Sería el caso, por ejemplo, de una remodelación en la Facultad de Medicina de Valladolid y otra en el campus de Palencia, un aspecto en el que el rector quiere trabajar con Educación antes de agotar su mandato.

 

De este modo, para el nuevo año Antonio Largo pretende "cuidar a los estudiantes" y seguir apostando por la empleabilidad, así como se marca como "prioridad" el rejuvenecimiento de las plantillas, su estabilización y la captación de talento, todo ello para "dar saltos de calidad".

 

Igualmente, ha abogado por potenciar la investigación y la internacionalización y ha apuntado a la necesaria actualización de los Estatutos de la institución, un proceso que se retomará en febrero, tras el período de exámenes, con la incorporación de enmiendas a la propuesta realizada por una comisión.

Noticias relacionadas