Cyl dots mini

El Recoletas Atlético Valladolid volverá al trabajo el próximo lunes

El cuerpo técnico diseña una pretemporada con la recuperación física como primer gran objetivo tras el parón competitivo de más de cuatro meses

El Recoletas Atlético Valladolid ya tiene diseñada su pretemporada estival para preparar la temporada 2020-2021. Los gladiadores azules volverán al trabajo el próximo 27 de julio e iniciarán la Liga Sacyr Asobal el 2 de septiembre. Serán casi seis semanas de dura preparación que en esta ocasión será muy diferente debido al parón obligado por la crisis del coronavirus, una situación que ha provocado que los jugadores lleven 130 días sin poder competir ni entrenarse con normalidad.

 

“Ya tenemos planificada la pretemporada”, explica el entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, David Pisonero. “Una pretemporada que será atípica debido a la situación en la que estamos con la crisis sanitaria. La gran incógnita es saber cómo llegan físicamente todos los jugadores a este periodo después de tanto tiempo parados. Nunca habíamos vivido esta experiencia y por eso queremos ser cautos con la pretemporada y no forzar demasiado a la plantilla”, analiza el técnico.

 

Por eso, en la pretemporada del Recoletas habrá menos encuentros amistosos que en pretemporadas anteriores. Los gladiadores azules disputarán solo cuatro partidos durante esta fase de preparación: ante el Liberbank Cuenca (8 agosto), Oporto (15 agosto), Viveros Herol BM Nava (19 agosto) y de nuevo Liberbank Cuenca (28 agosto).

 

“El trabajo de recuperación física será el más importante en esta pretemporada por lo que no hemos querido sobrecargar a la plantilla con muchos partidos”, comenta el entrenador. “Tenemos que ir con mucho cuidado y proteger a los jugadores. Además, el comienzo de liga en septiembre vendrá cargado de partidos”, dice Pisonero, que recuerda que la próxima Liga Sacyr Asobal contará con dos equipos más y 34 jornadas de competición, y tendrá un inicio con cuatro partidos en las primeras dos semanas.

 

El objetivo principal es recuperar el tono físico de todos los jugadores”, incide David Pisonero. “Aunque sabemos que han estado trabajando de forma individual durante estos meses su estado actual es una incógnita y tendremos que trabajar mucho juntos para volver a conseguir un estado físico óptimo de todo el equipo. Nuestra ventaja es que mantenemos el bloque y la mayor parte de la plantilla así que solo nos harán falta algunos retoques tácticos para acoplar a los nuevos y comprobar lo que nos pueden aportar los más jóvenes”, explica Pisonero.

 

El primer amistoso del Recoletas Atlético Valladolid será el 8 de agosto ante el Liberbank Cuenca en Valladolid. El 15 de agosto los de Pisonero se enfrentarán también en Valladolid a un equipo de gran nivel, el FC Oporto Sofarma, campeón de Portugal y participante habitual en la Liga de Campeones.

 

Los gladiadores azules recibirán la visita del Viveros Herol BM Nava el miércoles 19 de agosto y cerrarán la pretemporada viajando a Cuenca para medirse de nuevo al Liberbank Cuenca. La primera jornada de Liga Sacyr Asobal está prevista para el miércoles 2 de septiembre.