El Recoletas Atlético Valladolid presenta su campaña de abonados más incierta de los últimos años

Con la sensación de no saber si se podrá disputar la competición los gladiadores azules mandan un mensaje para que sus abonados les ayuden.

La Liga ASOBAL, cuya fecha de inicio, el 2 de septiembre, está a la vuelta de la esquina y ante la gran incertidumbre existente por la situación generada por la pandemia del COVID-19, el Recoletas Atlético Valladolid ha lanzado su nueva campaña de abonados llena de "observaciones" y en la que se espera la ayuda de los socios para poder salir adelante de la complicada etapa por la que se está atravesando.

 

En la actualidad y según la normativa por la Junta de Castilla y León,  Huerta del Rey podría abrir al público para el 50% de su aforo, es decir, que podrán acceder al recinto un máximo de 1.775 personas, cosa que no supondría a priori un problema para el club que preside Mario Arranz ya que el número de abonados suele rondar los 1.500.  Por el momento, los aficionados serán colocados por orden de llegada al pabellón. Si su zona está ocupada cuando entre, será reubicado en el anillo superior.

 

Una temporada más el Recoletas Atlético Valladolid sigue ofreciendo a su afición la posibilidad de convertirse en Abonado Protector de la cantera. El abonado que lo desee puede convertirse en abonado protector de la cantera y colaborar en su crecimiento. 

 

En caso de suspensión de la competición de Liga 2020/21 el club devolverá el importe íntegro proporcional de los partidos que no se disputen así como aquellos que se disputen sin público. La devolución se realizará antes de la finalización de la temporada 2020/21 mediante transferencia bancaria para evitar que nuestros abonados tengan que acudir a las oficinas así como el intercambio de billetes y/o monedas.
 

Esta situación no aplica para el cambio en el número de jornadas por modificación del sistema de competición, por ejemplo, a dos grupos, si se disputan todos los partidos con ese nuevo formato y lo hacen con público en las gradas.

 

Por otra parte el club pone a disposición de los abonados una bonificación por los partidos no disfrutados la pasada temporada. El abonado que lo desee puede renunciar a su bonificación en beneficio del Club durante el proceso de renovación.


 

El precio de los abonos, tras la consulta realizada, se mantiene igual que la temporada pasada, lo que quiere decir que el más caro estará en torno a los 160 y 60 el más barato. La campaña ha comenzado este mismo viernes de manera online y a partir del lunes de manera presencial en las oficinas. "Recomendamos a nuestros socios que en la medida de los posible para evitar el contacto y el intercambio de dinero y tarjetas", aseguraba Mario Arranz en la presentación de la campaña.


 

Mario Arranz se refirió a la importancia de campaña de socios para este año. "Si la cifra de socios es baja, el equipo podría tener problemas de viabilidad", aseguró. Quiso recordar que los jugadores han hecho un esfuerzo para reducir sus emolumentos y la importancia que tiene la campaña de abonados en el presupuesto de la entidad que él preside.

 

NUEVAS EQUIPACIONES

 

Aprovechando que el Pisuerga pasa Valladolid, el Recoletas presentó también las nuevas equipaciones que lucirá esta temporada el club. El azul volverá a ser el protagonista de la primera indumentaria, mientras que el rojo, en honor al color de bandera de Valladolid estará presente en la segunda equipación de los gladiadores azules.

Noticias relacionadas