El Recoletas Atlético Valladolid, en contra del aplazamiento del comienzo de Asobal

El club va a solicitar el estudio de la reclamación de los posibles daños ocasionados por esa decisión, tanto de manera directa como indirecta.

El Club Balonmano Recoletas Atlético Valladolid considera que el aplazamiento unilateral y repentino de los dos primeros partidos de la Liga SACYR ASOBAL por parte de la Real Federación Española de Balonmano es una actuación que lesiona los derechos de club así como de sus patrocinadores y abonados.

 

Este aplazamiento se produjo incluso después del compromiso dado por la RFEBM para que fueran los clubes los que decidieran sobre la competición. Un compromiso formalizado por el propio presidente de la RFEBM dos horas antes de esta comunicación.

 

En el club se lleva trabajando mucho tiempo en la preparación del inicio de competición y nuestra prioridad siempre ha sido la seguridad de todos los participantes así como de la afición asistente a los partidos. "Ahora comprobamos que ese trabajo no se ha valorado y que esta decisión va a perjudicar a todos ellos así como a nuestros patrocinadores".  

 

Por lo tanto, el club va a solicitar el estudio de la reclamación de los posibles daños ocasionados por esa decisión, tanto de manera directa como indirecta, a través del posible daño patrimonial que se pueda originar a ASOBAL, Asociación de la que son  miembros de pleno derecho.  

 

"Desde el Club Balonmano Recoletas Atlético Valladolid seguiremos trabajando muy duro para tratar de recobrar cuanto antes la normalidad que todos deseábamos, volviendo a disfrutar de nuestro deporte favorito, cumpliendo siempre con la normativa establecida. Confiamos que tanto la RFEBM como el CSD nos permitan hacerlo pronto", aseguran en un comunicado a los medios.

Noticias relacionadas