El Real Valladolid tira de efectividad y defensa para estrenarse en Zorrilla

Los jugadores del Pucela celebran el gol de Guardiola. LALIGA

El Pucela encarriló su primera victoria de la temporada en casa en el primer tiempo (2-0) ante un Eibar que no supo meter mano a los blanquivioletas.

REAL VALLADOLID: Masip; Moyani, Olivas, Sali, Nacho; Plano (Waldo, min.90), Joaquín, Míchel, Toni (De Frutos, min.69); Guardiola y Ünal (Anuar, min.79).

SD EIBAR: Dmitrović; Tejero (Sergi Enrich, min.46), Oliveira, Arbilla, Cote; Expósito, Diop, Escalante; Pedro León, Quique González (Kike García, min.66) y Orellana.

GOLES: 1-0, minuto 10: Guardiola; 2-0, minuto 39: Sali.

ÁRBITRO: Munuera Montero, asistido en las bandas por Prieto López de Cerain y Baena Espejo y en el VAR por Soto Grado. Mostró tarjeta amarilla al local Sali y a los visitantes Orellana y Diop.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 10 de LaLiga Santander, disputado en el Estadio José Zorrilla ante 20.036 espectadores.

El Real Valladolid no ganaba en Zorrilla desde el 5 de mayo, cuando se impuso al Athletic Club por 1-0. Desde entonces, una derrota y tres empates privaron a la afición blanquivioleta de celebrar un triunfo en casa. Hasta este sábado. Sí, ya era hora. Y qué rico le supo. Porque la victoria conseguida ante la SD Eibar (2-0) aleja un poco más de la zona de descenso, gracias a los goles de Guardiola y Sali en la primera mitad.

 

Quiso el Pucela desde el principio, aunque fue Masip quien salvó el primero en un disparo lejano de Pedro León. Puro espejismo, ya que los blanquivioletas siguieron jugando en campo rival hasta que forzaron un fallo. Plano se hizo con un balón largo y se lo dejó a Guardiola, quien no marcaba desde el Bernabéu, para que se adentrara en el área y batiera a Dimitrovic (1-0).

 

Solo habían pasado 10 minutos, pero ese gol, empujado también por la afición, dio mucha tranquilidad a los de Sergio González. El partido entró en la fase de la siesta, algo que aprovechó el Eibar para ganar terreno y probar a Masip. Así, Pedro León, con la zurda, y Orellana, de cabeza, obligaron a intervenir al meta pucelano.

 

Pero el Real Valladolid estaba de dulce en esta tarde agradable y recuperó el timón para poner en problemas a su rival. En un saque de esquina de pizarra elaborado por Míchel, Plano y Nacho, Sali apareció dentro del área pequeña para empujar el balón a la red y anotar el 2-0 poco antes del descanso. Eso sí, la jugada tuvo que ser revisada con lupa porque el ghanés estaba al límite del fuera de juego. Tras un minuto de suspense, finalmente el árbitro dio el gol por válido y Zorrilla volvió a explotar.

 

Un tanto que tuvo un sabor especial, ya que fue el estreno goleador de Sali en Primera y sirvió para asestar un duro golpe a los de Mendilibar. Y es que el conjunto blanquivioleta manejó el inicio de la segunda mitad a su antojo. Incluso pudo aumentar la ventaja con un gol de Plano, pero Toni estaba en fuera de juego en el inicio de la jugada.

 

El Pucela supo jugar la carta de que pasara el tiempo sin que ocurriera nada, aunque se encontró con dos buenas ocasiones para sentenciar el choque. De Frutos, que sustituyó a un Toni que se marchó ovacionado, remató al lateral de la red un balón llegado desde la izquierda, mientras que Plano no definió bien en un mano a mano con Dimitrovic, que le sacó el disparo.

 

En defensa no sufrió prácticamente nada en el segundo tiempo. Sali dio un paso más en su gran proyección y volvió a cuajar una magnífica actuación, de igual manera que Kiko Olivas; mientras que Moyano y Nacho también realizaron un buen partido. Todo salió a pedir de boca para Sergio González.

 

Así, el Real Valladolid acabó sumando su primer triunfo en casa del curso, lo que le coloca con 14 puntos y le aleja un poco más del descenso. Todo ello gracias a la efectividad en ataque y a la característica defensa que Sergio quiere de su equipo.

 

No tendrá casi tiempo para preparar su próximo compromiso, a diferencia de su rival, el FC Barcelona, que este fin de semana descansó al aplazarse su partido contra el Real Madrid. Una piedra más en la mochila de los de Sergio González, que intentarán repetir -o mejorar- en el Camp Nou (martes, 21:15 horas) el resultado obtenido en el Bernabéu.