El Real Valladolid tampoco encuentra el camino de la victoria en su Trofeo

El Real Valladolid igualó un 0-2 pero en la tanda final el Athletic tuvo mejor acierto

Real Valladolid: Roberto; Sergio López, Bruno, Miguel Rubio, Nacho; Hervías, Míchel, Oriol, Raúl Carnero; Toni, Marcos André. En la segunda mitad jugaron: Masip, Luis Pérez, Mikel Carro, Alonso, Vilarrasa, Plano, San Emeterio, Kike, Waldo, Guardiola y Zalazar

 

Athletic Club: Ezkieta, Nuñez, Vesga, Córdoba, Lekue, Sancet, Villalibre, Balenziaga, Vencedor, Zarraga, Morci. También jugaron Kodro, I. Vicente, Unai López, Paredes

 

Goles: 0-1, min. 44, Morci. 0-2, min. 76, Morci. 1-2, min. 80, Guardiola. 2-2, min. 88, Zalazar.

 

Árbitro: Román Román (C.T. Castellano y Leonés) amonestó con cartulina amarilla a Vilarrasa

 

Incidencias: XLVI Trofeo Ciudad de Valladolid disputado el 8 de octubre de 2020

 

El Athletic Club de Bilbao se lleva el XLVI Trofeo Ciudad de Valladolid al imponerse en la tanda de penaltis después de que el Real Valladolid remontase un 0-2 en el tramo final del encuentro.

 

La primera mitad fue igualada en el juego pero sin demasiada presencia ofensiva por parte de ninguno de los dos contendientes. Trataban los locales de proponer más, a través de centros laterales, pero no se creaban ocasiones de peligro que pudiesen romper las tablas. Nacho, con un disparo lejano desde fuera del área, probó aunque su chut no encontró puerta. Y Villalibre, de cabeza, lo intentó sin éxito. 

Cuando el descanso aparecía en el horizonte tuvieron lugar las llegadas más claras. La primera de Raúl Carnero quien remató de cabeza en el área pequeña el centro de Hervías, y obligó a Ezkieta a esforzarse para salvar a los suyos. Y después, en el otro lado del campo, Villalibre remató dentro del área y se topó con el larguero; pero la continuidad de la jugada derivó en un lanzamiento magistral desde la frontal que Morcillo coló cerca de la escuadra, en el 44, para el 0-1.

 

Un final trepidante

 

Mejoró el partido, y el Real Valladolid, en el segundo acto. Los blanquivioletas afinaron su fútbol y el campo se inclinó a su favor, pero las ocasiones no se concretaban. Ezkieta tuvo labor para repeler los disparos de Plano y Waldo y, cuando parecía que el empate estaba cerca, llegó el segundo tanto vasco en una buena acción de Zarraga, que controló con calidad el balón en la frontal y fusiló dentro del área.

 

No se amilanó el equipo, y mantuvo su buena línea de juego, con fe. Y con acierto. El que tuvo Sergi Guardiola para rematar el centro de Zalazar y acortar en el minuto 80. Y del que también presumió el propio Zalazar, en el 88, cuando con un acrobático remate culminó el envío de Waldo al segundo palo.

 

Con el empate se llegó a la conclusión del tiempo reglamentario, el trofeo se iba a decidir desde los penaltis. Tuvo más acierto el Athletic que se impuso 2-4 en los lanzamientos y levantó la copa en el Estadio José Zorrilla.

Noticias relacionadas