El Real Valladolid también se topa con el VAR ante el Levante

Incredulidad en los jugadores del Real Valladolid con el gol anulado. LALIGA

Los blanquivioletas cayeron 2-0 en otro polémico partido y pierden el golaveraje particular contra un rival directo.

LEVANTE UD: Oier; Cabaco, Rober Pier, Coke; Jason, Campaña, Rochina (Fran Manzanara, min.90+2), Bardhi (Vukcevic, min.76), Toño; Morales y Borja Mayoral (Roger, min.83).

REAL VALLADOLID: Masip; Moyano (Keko, min.64), Kiko Olivas, Calero, Moi; Borja, Míchel; Antoñito, Óscar Plano, Toni (Cop, min.83); Ünal (Verde, min.64).

GOLES: 1-0, minuto 42: Coke; 2-0, minuto 90+5: Roger.

ÁRBITRO: Jaime Latre. Mostró tarjeta amarilla a los locales Bardhi, Rochina, Cabaco, Coke, Roger y Jason, y a los visitantes Ünal, Antoñito, Calero, Verde y Borja.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 20 de LaLiga Santander, disputado en el Ciudad de Levante (Valencia) ante 19.107 espectadores.

Como si fuera un disco rayado, la misma película de siempre, el VAR volvió a ser protagonista en un partido del Real Valladolid. Jaime Latre decidió anular el que pudo haber sido el 1-1 de Óscar Plano, tras consular la jugada durante cinco minutos, al entender que Ünal, en fuera de juego, molestó a Oier. El Pucela no se rindió, pero no pudo empatar y se topó con el 2-0, obra del exblanquivioleta Roger, que encima le hizo perder el golaveraje particular.

 

Poco tardó el Levante en dar el primer aviso, en un balón que le cayó a Jason en el segundo palo y mandó cerca de la portería defendida por Masip. Idéntica jugada a la que se produjo poco más tarde, que también tuvo el mismo final, después de un inicio complicado para el Pucela, tras verse superado por su rival en los primeros 10 minutos.

 

Y es que el comienzo fue bastante atractivo. Los de Sergio González respondieron con una buena contra conducida por Toni que no llegó a buen puerto, después de que el balón de Plano para Ünal tocara en un defensa y acabara en posesión de Oier. Sin tiempo para lamentarse, Borja Mayoral desaprovechó la más clara hasta el momento, en un remate de cabeza en el área pequeña que se marchó lamiendo el palo.

 

Le tocó al Pucela golpear después, aunque sin tino. Lo hizo en una volea de Míchel que atrapó Oier, en un cabezazo de Plano que salió por encima del larguero y en una jugada individual de este que no logró finalizar bien. La cara de los blanquivioletas fue otra al llegar al ecuador de la primera mitad, algo que parecía difícil después del inicio.

 

Las fuerzas se igualaron y, aunque el Levante volvió a dominar después, no lo hizo con tantas llegadas como al principio. El Real Valladolid aguantó para salir rápido a la contra y en una de ellas rozó el gol, pero Oier atrapó el buen balón por abajo de Plano que buscó a Ünal en el segundo palo.

 

Aunque todo se torció justo antes de llegar al descanso, cuando Coke cabeceó a la red una falta lateral muy lejana lanzada por Rochina. El levantinista entró solo, saltó y ejecutó un testarazo dañino para los blanquivioletas, que volvieron a encajar tras una acción a balón parado.

 

Pudo devolver el golpe el Pucela justo después, pero Ünal volvió a demostrar que no tiene gol y desperdició una buena oportunidad dentro del área. Así, el 1-0 no se movió y con él empezó la segunda parte. Y aguantó tras el descanso, puesto que el Real Valladolid marcó, pero el árbitro lo anuló cinco minutos después de consultar la jugada con el VAR. Plano cazó un balón en el área y fusiló a Oier. Pareció un gol limpio, aunque Jaime Latre interpretó que hubo fuera de juego de Ünal por molestar al portero local en el disparo. Una jugada más que dudosa; otra más que tuvo el mismo final.

 

SIN GOL

 

El VAR hizo que los blanquivioletas pasaran de la máxima alegría a la peor de las tristezas, rabias e impotencias. Una vez más. Y pudo ser peor, ya que tras la reanudación Morales perdonó el segundo en un disparo demasiado cruzado tras un balón largo de Oier, que le dejó prácticamente solo ante Masip.

 

Sergio González movió el banquillo y dio entrada a Keko y Verde por Moyano y Ünal. Antoñito retrasó su posición y el primero de todos ellos ocupó el extremo derecho. De ahí nacieron un par de peligrosas acciones en sus botas, pero Plano no llegó a rematar bien el centro al primer palo y Toni cabeceó flojo a las manos de Oier.

 

No se rindió el Pucela, que tuvo el empate ya en la recta final en las botas de Keko -quien se encontró en posición antirreglamentaria-, pero su remate se fue al lateral de la red. Aunque el Levante también tuvo las suyas a la contra. La más clara estuvo en una acción del exblanquivioleta Roger, pero la defensa blanquivioleta logró sacar el disparo.

 

Keko fue el hombre más destacado desde que entró, y es que puso otro centro al segundo palo para Calero, que cabeceó picado y no puso en demasiados aprietos a Oier. Con el equipo pucelano volcado, Roger aprovechó una asistencia de Toño para poner la puntilla en el tiempo de añadido. El exblanquivioleta lo celebró con rabia y, sin acordarse de su pasado, se quitó hasta la camiseta.

 

El 2-0 hizo que el Pucela también perdiera el golaveraje particular en otro partido con el VAR como protagonista. Dentro de una semana, el próximo domingo, el fútbol volverá a Zorrilla, donde el Real Valladolid recibirá al Celta a partir de las 12:00 horas.