El Real Valladolid se tira de la Copa
Cyl dots mini

El Real Valladolid se tira de la Copa

El Levante sin apretar demasiado se marchó de Zorrilla con cuatro goles y con la clasificación a cuartos de final en el bolsillo.

La historia del Pucela en la Copa del Rey es ya cosa del pasado tras la sonrojante derrota ante un Levante que sin llegar a sudar demasiado supo aprovecharse de los regalos del Real Valladolid para avanzar a cuartos de final de la competición del KO. Ahora el equipo de Sergio González podrá centrarse al 100% en cerrar la permanencia, aunque olvidarse del mal partido hecho tal vez pase factura al equipo ante el Huesca este viernes.

 

A pesar de ello el partido comenzaba de cara para los intereses blanquivioletas gracias a un gol de Toni Villa, que aprovechó un fantástico pase de Kike Pérez para batir entre las piernas al meta del Levante. El Real Valladolid se ponía por delante en el partido, pero como era de esperar los errores los iba a pagar caro; una falta al borde del área acabó en un gol de pillo de Bardhi lanzando por debajo de la barrera que se apresuró a saltar antes de que el jugador impactara con el balón.

 

Los de Sergio González desparecieron del campo y tan solo Roberto pudo evitar más goles hasta que Vilarrasa decidió cometer el segundo de los errores groseros. El lateral dio una cesión más que blandita hacia atrás que dejó a placer el gol a Malsa, que tan solo tuvo que superar a Roberto con un quiebro. Este tanto dejó tocados a los pucelanos que se marchaban al descanso con la sensación de haber concedido demasiado.

 

Siguiendo con el capítulo de errores, en el arranque de la segunda mitad el Levante tuvo varios envíos a balón parado que Roberto evitó que fueran a más, pero no pudo con una segunda jugada tristemente 'marca de la casa'. Postigo remató, rechazó el cancerbero con una grane estirada y Coke se aprovechó Vilarrasa para recortarlo, dejarlo en el suelo y fulminar las pocas ilusiones que restaban entre la afición blanquivioleta (a lo que se puede sumar la noticia de que Kenan Kodro es el delantero elegido para reforzar el ataque en este mercado invernal).

 

La salida de Orellana, Guardiola y Weissman  dieron un nuevo aíre al Real Valladolid y nada más entrar el chileno puso en bandeja el gol a israelí, que suma uno más en su cuenta y demuestra ser el jugador más en forma del equipo. Parecía que el equipo podría tal vez arreglar las cosas y llegó a incluso a encerrar al Levante en su campo, pero de nuevo otro error enterró todas las opciones pucelanas a costa de un penalti absurdo (otro más) cometido por Alcaraz. Tras una revisión eterna del VAR, Morales sentenció el partido.

 

Toca centrarse en la liga pero las malas sensaciones que dejan este partido puede que dejen secuelas en un equipo que es demasiado debil mentalmente y necesita cuanto antes un cambio de rumbo en el campo y si no se consiga tal vez la decisión tenga que tomarse en el banquillo.