El Real Valladolid se queda a medias en Girona

El disparo de Sebas Cori para hacer el 1-0. GIRONA FC

El conjunto blanquivioleta encajó un golazo y encajó otro tonto que anularon el esfuerzo por puntuar en Montilivi (2-1).

FICHA TÉCNICA

GIRONA FC: René, Juanpe, Kiko Olivas, Alcalá, Sebas Coris (Maffeo, min. 64), Aday, Pere Pons, Granell (Alcaraz, min. 74), Borja Garcia, Sandaza (Longo, min. 85) y Portu.

 

REAL VALLADOLID: Pau Torres; Moyano, Á. Pérez, Guitián, Balbi (Ángel, min. 56); Leão, Jordán, Á. López (Sergio Marcos, min. 63), Míchel; Mata (De Tomás, min. 68) y Jose.

 

GOLES: 1-0, minuto 26: Sebas Coris; 2-0, minuto 79: Guitián (p.p.); 2-1, minuto 88: Raúl de Tomás.

 

ÁRBITRO: Figueroa Vázquez. Mostró tarjeta amarilla a los locales Portu y Alcalá.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada 24 de LaLiga 1|2|3, disputado en Montilivi.

Al Real Valladolid le sigue faltando la chispa necesaria en los momentos clave para ser uno de los equipos más duros de Segunda. Ante el Girona lo hizo como tal hasta que encajó el golazo de Sebas Cori. Después, lo siguió intentando, pero no tuvo el poder de los grandes y lo pagó con la mala suerte del 2-0. De nada sirvió el gol de Raúl de Tomás.

 

Para nada parecía que el Pucela acabaría cayendo en Montilivi, teniendo en cuenta el inicio. A los dos minutos, tras un buen centro de Jose, Míchel gozó de la primera con una volea que salió cerca de la portería local.

 

Los dos equipos se mordieron desde el principio. Aday respondió poco después con un derechazo que se fue lamiendo el poste de la meta defendida por Pau Torres. El juego se movió en ambas áreas, aunque el ritmo de ocasiones se redujo.

 

Pasado el ecuador de la primera mitad, Sebas Cori se sacó un zurdazo cruzado que golpeó en el poste y se coló en la portería blanquivioleta. Un auténtico golazo digno de lo que estaba siendo el partido. A partir de ahí, el Pucela se nubló y se vio afectado por el tanto. De hecho, Aday tuvo dos oportunidades, una de ellas muy clara en el segundo palo, para ampliar la ventaja antes del descanso.

 

El paso por vestuarios le sentó bien al Real Valladolid. René repelió un disparo raso de Mata nada más regresar. Se le resistió el empate a los de Paco Herrera, que empezó a mover el banquillo. No fue hasta el tercer cambio, con la entrada de Raúl de Tomás, cuando reaccionó en ataque.

 

El delantero estuvo a punto de besar el santo nada más saltar al césped, pero no acertó a rematar en condiciones un buen balón de Jordán, que hizo una maravillosa jugada individual. Aquello lo pudo cambiar todo, ya que las ocasiones escasearon. Solo dos disparos por cada bando, de Borja García y Míchel, respectivamente, inquietaron a los cancerberos.

 

SIN SUERTE

 

Aunque el peor trago lo sufrió Pau Torres. Una cesión de Guitián sin mayor peligro se envenenó con un bote traicionero que impidió despejar al portero blanquivioleta y el balón se coló en su meta. Hasta los rivales se compadecieron de él por la mala fortuna.

 

No era el día del Pucela, ya que una cesión de Álex Pérez con la cabeza se quedó corta, Pau no llegó y Portu le superó con una vaselina. Por fortuna para los visitantes, Guitián rescató la pelota justo antes de que atravesara la línea de gol.

 

Raúl de Tomás siguió con hambre y se le quitó un poco después de un maravilloso balón en largo de Míchel. El ariete controló y, ante la no salida de René, remató a un lado. El 2-1 llegó demasiado tarde, concretamente en el minuto 88, y el Pucela se marchó de Montilivi con una amarga derrota.

 

El conjunto blanquivioleta termina la Jornada 24 en la octava posición, con los mismos 34 puntos, ya que las victorias del Real Oviedo y del Lugo les han servido para dejar atrás al Real Valladolid. De esta manera, sale de la zona de play-off, a la que tratará de regresar el próximo domingo cuando reciba en Zorrilla al Tenerife, desde las 16:00 horas.