Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

El Real Valladolid se pega otro tiro en el pie en el último minuto

Mata consuela a Alcaraz tras el pitido final. A.MINGUEZA
Ver album

Óscar Plano cometió un penalti en el 94' a favor del Getafe que permitió a Jorge Molina lograr el definitivo 2-2.

REAL VALLADOLID: Yoel; Moyano, Kiko Olivas, Calero, Nacho; Keko (Waldo, min.61), Alcaraz, Anuar (Joaquín, min.82), Plano; Ünal (Míchel, min.77) y Guardiola.

GETAFE: David Soria; Damián, Djené, Cabrera, Antunes (Hugo Duro, min.38); Portillo (Jorge Molina, min.72), Maksimovic, Arambarri, Olivera; Ángel (Bruno, min.66) y Jaime Mata.

GOLES: 0-1, minuto 13: Arambarri; 1-1, minuto 30: Sergi Guardiola; 2-1, minuto 69: Ünal; 2-2, minuto 90+4: Jorge Molina (p.).

ÁRBITRO: Mostró tarjeta amarilla a los locales Anuar, Óscar Plano, Alcaraz y Waldo, y a los visitantes Damián Suárez y Arambarri. Expulsó por doble amonestación al visitante Olivera.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 32 de LaLiga Santander, disputado en el Estadio José Zorrilla ante 16.909 espectadores.

Para llorar. Así se puede definir un nuevo partido del Real Valladolid, que dejó escapar una victoria en el último minuto. No es la primera vez y, tal y como pintan las cosas, puede que no sea la última. Ante el Getafe, el Pucela jugó un buen partido, logró remontar el golazo inicial de Arambarri y todo se fue al traste en una acción de Óscar Plano en el minuto 94, que permitió a Jorge Molina anotar el 2-2.

 

Sergio González, sabiendo que las balas se acaban, apostó por el cambio en la portería y por dos delanteros. Así, Yoel sustituyó a un Masip dubitativo en los últimos partidos y Ünal acompañó a Sergi Guardiola como referencia ofensiva. El Pucela sabía que se jugaba mucho, pero el Getafe también lo hacía. De hecho, a los dos minutos Ángel tuvo la primera clara.

 

El equipo visitante salió mejor y se encontró con un golazo justo antes del primer cuarto de hora. En una falta lejana, Damián Suárez sacó en corto y Arambarri, con la defensa blanquivioleta demasiado atrás, sacó un zapatazo lejano imposible para Yoel. El 0-1 le vino mejor al Pucela, ya que su rival se centró en defender su ventaja, pese a que quedaban más de 75 minutos por delante.

 

El Real Valladolid sacó el pico y la pala ante un Getafe bien plantado y, a la media hora, marcó un gol ‘por huevos’. Nacho puso un balón desde la izquierda y este golpeó en las partes nobles de Guardiola, que quiso controlarlo pero no pudo y la pelota terminó en la red de la portería de David Soria.

 

El 1-1 hizo que el Pucela quisiera más. Pudo obtener un premio en forma de penalti, pero el árbitro y el VAR se taparon los ojos y no vieron una clara falta de Djene sobre Moyano. Increíble. El partido siguió, aunque el ritmo bajó y ambos equipos gozaron de una ocasión de cabeza antes del descanso, pero los remates de Cabrera, para el Geta, y del local Ünal no terminaron en la jaula.

 

El turco acabó la primera mitad y empezó la segunda con ganas. Al poco de regresar de los vestuarios se fabricó una jugada en la frontal, pero su disparo golpeó en dos defensas y terminó en saque de esquina. Salió mucho mejor el Pucela, que anuló a su rival y continuó creando peligro. Keko, tras una buena acción individual, obligó a David Soria a repeler un potente disparo.

 

Se le puso todavía más de cara el partido al conjunto blanquivioleta cuando Olivera vio la segunda tarjeta amarilla y dejó a su equipo con diez. De hecho, no tardó en aprovechar la situación, aunque antes vio cómo le anularon un gol a Ünal por fuera de juego claro. Tan claro como la mano de Djene, aunque él no quiso hacer penalti. El colegiado lo señaló y el turco se encargó de engañar al portero para culminar la remontada.

 

DRAMÁTICO FINAL

 

La explosión de alegría en Zorrilla en ese momento no hacía pensar que hubiera tristeza más tarde, pero el ‘somos Valladolid’ volvió a aparecer. Con todo a favor, Nacho y Waldo corrieron con el balón sin oposición hacia la portería de Soria. El gol se cantaba antes de tiempo y lo marcaron, pero después, tras consultar con el VAR, fue anulado porque el extremo estaba adelantado cuando recibió la asistencia del lateral.

 

Aquella acción lo cambió todo. El Getafe apretó y lo intentó de todas las maneras posibles. Yoel se mostró seguro en los balones aéreos y parecía que la victoria blanquivioleta no se iba a escapar. El asunto siguió torciéndose cuando Alcaraz vio una amarilla que no le permitirá estar contra el Alavés al cumplir ciclo de amonestaciones.

 

Aunque lo peor llegó en el último minuto. Hugo Duro llegó antes a un balón y Óscar Plano, al despejar, le pegó una patada. Penalti claro. Jorge Molina cogió la responsabilidad y, aunque Yoel le adivinó el lado, marcó con un disparo contundente y algo elevado. 2-2. Sí, otra vez cara de tontos. Y van…

 

El empate deja al Real Valladolid con 31 puntos y necesitado de un balón de oxígeno para alejarse definitivamente de una zona de descenso que cada vez le llama más. La próxima semana, el Pucela visitará al Alavés en Viernes Santo (21:00 horas).

Noticias relacionadas