Cyl dots mini

El Real Valladolid se marcha injustamente de vacío del campo del líder

André Silva dispara ante la presencia de Toni y Joaquín. LALIGA

El Pucela mereció más ante el Sevilla, que se impuso por 1-0 gracias al gol de André Silva en la primera mitad.

SEVILLA FC: Vaclík; Sergi Gómez, Kjaer, Carriço; Aleix Vidal, Roque Mesa, Banega (Franco Vázquez, min.73), Pablo Sarabia, Escudero; Ben Yedder y André Silva (Amadou, min.82).

REAL VALLADOLID: Masip; Antoñito, Calero, Joaquín, Nacho Martínez; Borja, Míchel, Alcaraz (Ünal, min.57); Óscar Plano, Duje Cop (Verde, min.70) y Toni (Leo Suárez, min.84).

GOL: 1-0, minuto 30: André Silva.

ÁRBITRO: Del Cerro Grande. Mostró tarjeta amarilla a los locales Escudero, Aleix Vidal y Carriço, y a los visitantes Antoñito, Borja y Joaquín.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 13 de LaLiga Santander, disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán ante 34.064 espectadores. Antes del inicio, ambos equipos se hicieron una foto de familia para unir fuerzas contra la violencia de género.

No hubo manera. El Real Valladolid lo intentó de todas las maneras posibles y se marchó del Sánchez-Pizjuán de vacío, debido al 1-0 anotado por André Silva en la primera mitad. Dos goles anulados por fuera de juego y las paradas de Vaklíc dejaron al Pucela sin puntuar en el campo de un Sevilla que se queda como líder en solitario.

 

En el horario de la siesta, ninguno de los dos equipos salió a por todas desde el inicio. Con unos minutos de tanteo y de igualdad, el Pucela se plantó en su campo esperando pillar una contra para meter mano a su rival. Los locales lo intentaron primero, en un remate de cabeza que atrapó sin problemas y en un disparo de Sarabia que se marchó desviado. Pero fue Óscar Plano quien estrenó los disparos a portería, obligando a Vaclík a irse al suelo.

 

El tiempo siguió corriendo y, a la media hora, el Sevilla marcó en la primera gran oportunidad. Al conjunto blanquivioleta le costaba sacar el balón jugado y cometió errores provocados por la presión de los andaluces. En una de esas acciones, el balón le cayó a Sarabia en la banda derecha para marear a Nacho y ponerlo al segundo palo donde, libre de marca, André Silva apareció entre Joaquín y Antoñito para cabecearlo a la red -previo toque en el palo-.

 

Los sevillistas buscaron hacer más grande la herida con el 1-0 y poco después Banega lo intentó tras otro fallo en la salida. No pudo el Pucela con su rival y solo Óscar Plano y Toni trataron de hacer magia en las pocas oportunidades que dispusieron. Precisamente, el murciano tiró de calidad para finalizar una jugada que acabó con una parada de Vaklíc en dos tiempos.

 

El último intento de la primera mitad fue de los locales, en un disparo lejano de André Silva que Masip también atrapó en dos tiempos. Como terminó esa parte empezó la segunda, con dos paradas de Masip ante los remates de Aleix Vidal y Banega. Porque al Pucela le siguió costando sacar el balón, con un Borja totalmente desacertado.

 

ENES ÜNAL

 

El guion no varió hasta que Sergio González movió el banquillo. La entrada de Ünal sirvió para que el turco creara más peligro en unos minutos que Cop en todo un periodo. De hecho, remató de manera acrobática un saque de esquina que acabó en gol, pero no valió al considerar el árbitro que Toni -en fuera de juego- estaba en la trayectoria del balón y molestó a Vaklíc.

 

Masip mantuvo al Pucela en el partido con un paradón a Sarabia y, a partir de ahí, echó el resto. Verde entró y también buscó el gol, en otra actuación para reivindicar un puesto de titular. En uno de sus peligrosos disparos que rechazó el portero del Sevilla, Ünal volvió a marcar, pero esta vez sí que no hubo dudas porque estaba en fuera de juego.

 

Joaquín, en su primer partido como titular, cuajó un buen partido, a pesar del desajuste en el 1-0. Pudo resarcirse en un remate de cabeza que se marchó por encima del larguero, en otro susto a los locales. Aunque todavía quedó tiempo para otra oportunidad muy jugosa con Ünal de nuevo como protagonista, en la que Vaklíc tuvo que reaparecer para despejar a córner el remate.

 

El apretón final no sirvió para rescatar un punto, que habría sido lo más justo por cómo se desarrolló el encuentro ante un Sevilla que acabó la jornada líder. Así las cosas, el próximo sábado el fútbol volverá a Zorrilla, donde el conjunto blanquivioleta recibirá al Leganés, a partir de las 16:15 horas, para intentar sacarse la espina de esta derrota.