El Real Valladolid se hace fuerte en Zorrilla con una goleada ante el Mallorca
Cyl dots mini

El Real Valladolid se hace fuerte en Zorrilla con una goleada ante el Mallorca

El Real Valladolid celebra el gol de Ünal ante el Mallorca. A.MINGUEZA
Ver album

El Pucela ganó al conjunto balear (3-0) en una fiesta blanquivioleta a la que se apuntó Sandro con un gol tras regresar de su lesión.

REAL VALLADOLID: Masip; Moyano, Olivas, Sali, Barba; Plano, Joaquín (Antoñito, min.86), Míchel (Alcaraz, min.64), Toni; Ünal y Guardiola (Sandro, min.72).

RCD MALLORCA: Fabricio; Sastre, Valjent, Raíllo, Lumor; Salva Sevilla (Abdón Prats, min.76), Marc Pedraza (Febas, min.61), Kubo (Aridai, min.68); Dani Rodríguez, Budimir, Lago Júnior.

GOLES: 1-0, minuto 40: Joaquín; 2-0, minuto 50: Ünal (p.); 3-0, minuto 90+4: Sandro.

ÁRBITRO: Medié Jiménez. Mostró tarjeta amarilla a los locales Míchel, Ünal, Alcaraz y Joaquín, y a los visitantes Salva Sevilla, Sastre, Febas y Valjent.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 12 de LaLiga Santander, disputado en el Estadio José Zorrilla ante 18.419 espectadores.

Todo salió a pedir de boca para el Real Valladolid frente al Mallorca, que casi no inquietó a Masip. Los de Sergio González supieron golpear a su rival una jornada más para encarrilar el triunfo (3-0) con dos goles justo antes y después del descanso. Para el final quedó el broche de oro, ese que puso Sandro con el tercero en la última jugada de partido.

 

Los dos equipos se buscaron las cosquillas desde el principio. La primera fue para los visitantes, en un disparo desviado de Sastre tras una buena internada de Lago Júnior por la izquierda. Entró mejor el Mallorca al partido, aunque en ese inicio Plano probó al exblanquivioleta Fabricio, que fue la gran sorpresa en la alineación visitante, ya que Reina se quedó en el banquillo.

 

Siguieron los intercambios de golpes en un encuentro que empezó sin dueño. Budimir lo intentó con un remate desviado, mientras que el Pucela comenzó a crecerse. Moyano se sacó de la manga una buena acción por la derecha para asistir atrás a Plano, quien remató alto con su pierna menos buena. La igualdad era protagonista en Zorrilla hasta que un saque de esquina lanzado por Míchel llegó al segundo palo y Joaquín lo cabeceó a la red, ante la mala defensa balear, justo antes del descanso (1-0).

 

Un premio enorme para un Pucela al que se le volvieron a poner las cosas de cara. Y es que, a partir de ahí, todo fue rodado. Porque, nada más regresar de vestuarios, Fabricio arrolló a Ünal en el área tras otro error de los visitantes y la jugada acabó en penalti. El turco se lo guisó y se lo comió, aunque el meta bermellón rozó el balón tras el disparo centrado, que terminó en la jaula (2-0).

 

Los golpes dejaron tocado al Mallorca y dieron más alas al Real Valladolid, que se encontró un camino llano hacia la victoria. Ünal dejó un detalle de calidad en un excelente control, aunque después disparó desviado. Pudo ampliar la ventaja, pero Plano no estuvo acertado en dos grandes ocasiones. Primero perdió la batalla en un mano a mano con Fabricio, que en la segunda cometió un error y el '10' blanquivioleta no logró cabecear bien en el segundo palo.

 

El Mallorca lo intentó tímidamente, pero Masip solo tuvo que atrapar un disparo lejano y ver cómo Budimir no llegó a rematar un peligroso centro llegado desde la izquierda. Lo pero para los de Sergio González fue la lesión de Joaquín, que se retiró con molestias; mientras que el regreso de Sandro resultó la nota positiva. Porque el delantero salió en busca de su gol y, en la última jugada, lo consiguió con un zapatazo que sorprendió a Fabricio para romper la mala racha desde el 23 de noviembre de 2017, cuando anotó su último tanto oficial.

 

Un sabroso 3-0 para cerrar la complicada semana blanquivioleta, la cual termina con 17 puntos. El Pucela disputará otro partido de su liga el próximo sábado, 9 de noviembre, en el que visitará desde las 13:00 horas al Deportivo Alavés.