Cyl dots mini

El Real Valladolid se atasca ante el Eibar

El Pucela fue superado por su rival desde el ecuador de la primera mitad y no aprovechó el tramo final del partido, en el que jugó en superioridad por la expulsión de Arbilla, por lo que se tuvo que conformar con el 0-0.

REAL VALLADOLID: Masip; Moyano (Antoñito, min.72), Kiko Olivas, Calero, Nacho; Alcaraz, Míchel; Óscar Plano, Leo Suárez (Verde, min.63), Toni; Ünal (Cop, min.84).

SD EIBAR: Riesgo; Rubén Peña, Paulo Oliveira, Arbilla, Cote; Escalante, Diop; Orellana (Bigas, min.76), Jordán, Cucurella (Sergio Álvarez, min.88); Charles (Kike, min.69).

ÁRBITRO: Cuadra Fernández, asistido en las bandas por López Mir y García González y en el VAR por Álvarez Izquierdo. Mostró tarjeta amarilla a los locales Nacho y Calero, y a los visitantes Rubén Peña y Diop. Expulsó por doble amonestación a Arbilla, del Eibar.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 12 de LaLiga Santander, disputado en el Estadio José Zorrilla ante 16.038 espectadores. Antes del inicio, el equipo del Real Valladolid de LaLiga Genuine se hizo una foto con el presidente Ronaldo y se guardó un minuto de silencio en memoria de Tomás Rodríguez Bolaños, exalcalde de Valladolid, fallecido la semana pasada.

Empate a poco para el Real Valladolid contra el Eibar, en un partido en que los blanquivioletas fueron de más menos. El conjunto armero fue ganando terreno con el pasó de los minutos y gozó de buenas ocasiones para marcar, pero su mala puntería y Masip lo impidieron. El choque dio una oportunidad a los de Sergio González antes de entrar en el último cuarto de hora, con la expulsión de Arbilla, pero no mostraron la superioridad que debieron para ganar y el 0-0 no se movió.

 

Con la lluvia cayendo sobre Zorrilla, el Pucela salió con ganas de dar una alegría a su afición. Quiso imponer su ley desde el principio y avisó pronto con un peligroso balón al palo corto de Nacho que a punto estuvo de sorprender a Riesgo. El portero visitante fue titular por sorpresa, ya que Dmitrovic sintió molestias en el calentamiento y finalmente no pudo ser de la partida.

 

Se animaron los blanquivioletas y gozaron de una gran ocasión a los siete minutos, tras una arrancada de Toni por la izquierda. El murciano se marchó de todos sus rivales, llegó hasta la línea de fondo, dio un pase atrás y Ünal remató forzado en el corazón del área. Finalmente, Riesgo repelió el balón como pudo para dejar el grito de "gol" en la garganta de los 16.000 aficionados locales.

 

Una jugada a la que rápidamente respondieron los visitantes por medio de Orellana, que se coló en el área y sacó un disparo raso que atrapó Masip en dos tiempos. De susto a susto y paso a la tranquilidad. Porque, a partir de ahí hubo acercamientos locales sin mayor peligro y los de Sergio González fueron a menos. El partido se trabó y el Pucela tuvo que reaccionar ante un cabezazo de Orellana que Masip atajó en una buena estirada.

 

El Eibar se arrancó y ganó metros aprovechando imprecisiones locales. Masip no se complicó en un disparo de Jordán tras un saque de esquina y concedió otro. Y es que, el portero no se la jugó con la lluvia, que cayó durante toda la primera mitad y con más fuerza antes del descanso. Tiempo al que el Real Valladolid se abrazó necesitado de pausa, aunque de poco le sirvió.

 

Tras la reanudación, el Eibar siguió creciendo y con mayor presencia. Gozó de dos buenas oportunidades en las botas de Cucurella y Charles, quien realizó un remate acrobático que, tocado en otro jugador, a punto estuvo de sorprender a Masip. No podía meter mano el Pucela a su rival en ese momento y solo Toni, en una buena acción en la banda izquierda en la que forzó la tarjeta de Rubén Peña, inquietó a los visitantes.

 

No estaban nada cómodos los blanquivioletas, a los que les duraba poco el balón. Una pérdida de Moyano ante Cucurella estuvo a punto de costarle el 0-1 a su equipo, pero finalmente Charles, en el corazón del área y con todo a favor, disparó desviado. No hubo tregua por parte del Eibar, que también probó suerte con un disparo lejano del exblanquivioleta Jordán.

 

NI CONTRA DIEZ

 

Pero en el minuto 74 el partido brindó una gran oportunidad al Pucela, cuando Arbilla vio la segunda amarilla y dejó a su equipo con un menos. Verde ya estaba sobre el césped y la falta de esa acción se quedó a poco de ser gol. Un espejismo de intentona local, ya que el conjunto armero siguió controlando y teniendo ocasiones. Kike García, otro de los que entró desde el banquillo, fabricó una buena jugada que terminó con un disparo que atrapó abajo Masip.

 

A pesar de jugar en superioridad, el Real Valladolid no terminó de echar el órdago, también porque el rival supo defenderse. Solo Verde, en una acción mágica, y Kiko Olivas, de cabeza tras un córner, estuvieron cerca del gol. Pero el 0-0 no se movió y los de Sergio tuvieron que conformarse con el empate.

 

Así las cosas, el Pucela se marcha al parón por selecciones con 17 puntos y regresará a la competición liguera el domingo 25 de noviembre (16:15 horas) para visitar al Sevilla. Aunque no habrá mucho descanso para los no internacionales, puesto que este jueves, día 15, disputarán el Trofeo Ciudad de Valladolid ante el Lille a partir de las 18:30 horas.

Noticias relacionadas