El Real Valladolid se apunta a la vendimia

Rubi, entrenador del Real Valladolid, firmando uno de los tanques de Cuatro Rayas. TRIBUNA

El equipo, cuerpo técnico, directivos y empleados del Club han visitado los viñedos y las instalaciones de su patrocinador principal, la bodega Cuatro Rayas.

Los jugadores, cuerpo técnico y directivos del Real Valladolid Club de Fútbol, así como varios medios de comunicación, han visitado las instalaciones de su principal patrocinador, la bodega Cuatro Rayas en La Seca, para así conocer de primera mano el proceso de vendimia en el que se encuentra inmersa en esta época del año.

 

La primera parada de la visita ha sido el viñedo. El equipo ha recorrido una parcela de viñedos de la variedad verdejo en vaso que estaba siendo vendimiado manualmente en ese momento. José Martín, director de viñedo y Teodoro, socio de la bodega, han instruido al equipo en las labores de vendimia. Incluso algunos de ellos han podido probar las uvas que en los próximos meses se transformarán en el verdejo por excelencia de la bodega.

 

A continuación, Ángel Calleja y Vicente Orihuela, enólogo y director gerente respectivamente, han guiado a los miembros del Club en un recorrido por la bodega de elaboración, donde han aprendido el proceso completo de elaboración del vino blanco y donde han podido degustar una selección de los mostos de variedades recién vendimiadas.

 

Los jugadores han firmado un botellón de Cuatro Rayas y uno de los depósitos de fermentación de la bodega, precisamente en el que se está elaborando la nueva añada de un vino muy  especial, Cuatro Rayas Ecológico Selección Especial Real Valladolid, que en 2015 se pondrá a la venta en una edición limitada.

 

Cuatro Rayas les ha propuesto un juego, una prueba de habilidad en la que tenían que encajar el balón en dos barricas de roble a una distancia de 16 metros. Muchos han querido participar, pero sólo tres lo han conseguido, Johan Mojica, Javi Chica y el presidente, Carlos Suárez, que ha preferido tirar a modo de triple.

 

La visita ha concluido con una degustación de las principales referencias de la bodega, Cuatro Rayas y Dolce Bianco y una merienda de hermandad donde han podido charlar amigablemente con parte de la plantilla de la bodega. Como colofón a la jornada, el Club ha regalado una camiseta firmada por todos los jugadores a la bodega en señal de agradecimiento.