El Real Valladolid se aferra a Primera con un ‘Waldazo’

Waldo celebra el gol contra el Athletic. A.MINGUEZA
Ver album

Un golazo de Waldo sirvió al Pucela para lograr una victoria muy importante ante el Athletic Club (1-0), que le permite salir del descenso.

REAL VALLADOLID: Masip; Nacho, Calero, Kiko Olivas, Moyano; Plano (Antoñito, min.65), Alcaraz, Míchel, Waldo (Toni, min.77); Sergi Guardiola (Joaquín, min.83) y Enes Ünal.

ATHLETIC CLUB: Iago Herrerín; Capa (Aduriz, min.60), Yeray, Núñez, Yuri; San José, Dani García; De Marcos, Muniain (Ibai Gómez, min.67), Córdoba (Raúl García, min.46); Williams.

GOL: 1-0, minuto 21: Waldo.

ÁRBITRO: Mateu Lahoz. Mostró tarjeta amarilla a los locales Óscar Plano, Alcaraz, Toni, Borja y Míchel, y a los visitantes Capa, San José, Aduriz y Dani García.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 36 de LaLiga Santander, disputado en el Estadio José Zorrilla ante 22.151 espectadores.

La fe mueve montañas y, en el caso del Real Valladolid, cordilleras. El Pucela sigue sin dar su brazo a torcer y así lo demostró frente al Athletic Club, a quien ganó por 1-0. Waldo se estrenó en Primera a lo grande, con un golazo que valió tres puntos para sacar del descenso a los suyos y seguir soñando con la permanencia.

 

Entró bien al partido el conjunto blanquivioleta, que tardó muy poco en disfrutar de la primera ocasión. Un gran detalle de Míchel en la línea de fondo sirvió para dejar centrado a su oponente, pero Guardiola no llegó a rematar bien su centro. Pintaba bien la tarde para un equipo que salió a morder.

 

Solo hubo un equipo en ese comienzo, y es que el Real Valladolid secó a su rival. En ataque, Enes Ünal siguió enchufado y gozó de una gran oportunidad, pero su cruzó demasiado su disparo, aunque Herrerín llegó a rozarlo con la punta de los dedos; a pesar de que no se pitó saque de esquina.

 

Estaba cómo el Pucela, que encontró espacios. Y con espacio Waldo no perdona. Así se lo hizo saber al conjunto rojiblanco, en una arrancada desde su campo para llegar al borde del área, acomodarse el balón y sacar un latigazo que se coló por la escuadra. Su jugada favorita que tantas veces había realizado con el Promesas le sirvió para estrenarse en Primera. Un 'Waldazo'.

 

Los de Sergio González se vieron fuertes y quisieron más. Míchel probó fortuna poco después con un disparo lejano, pero no superó a Herrerín. Mientras, Ünal continuó con su espectacular actuación y desesperó a los defensas rojiblancos. Y es que el Athletic solo inquietó a Masip con un remate de cabeza de Muniain que ni siquiera fue a puerta, ya que se marchó alto.

 

El paso por vestuarios no mermó al Pucela, que tuvo otra gran ocasión nada más regresar del descanso. Fue Ünal quien tuvo la oportunidad de ampliar la ventaja, pero su remate tras una falta lateral salió muy cerca del palo.

 

SUFRIMIENTO FINAL

 

Finalmente, el Athletic dio un paso hacia delante y comenzó a pisar el área blanquivioleta con asiduidad. Provocó una mano de Olivas que ni Mateu Lahoz ni el VAR consideraron voluntaria para señalar penalti. Una pizca de fortuna en el momento clave para un Real Valladolid que acabó sufriendo.

 

Los cambios de Sergio González no lograron frenar a un rival que no podía permitirse perder para no ver perjudicadas sus aspiraciones europeas. Pero ni San José, ni Raúl García, ni Unai Núñez lograron batir a un Masip que se alió con el palo y con un Nacho que evitó un peligroso remate en el área pequeña.

 

No le duró el balón al Pucela, pero se defendió con todo. Porque todos sabían lo importante que era la victoria (1-0) que permite al equipo blanquivioleta afrontar la siguiente jornada -la penúltima- fuera del descenso. Un alivio y un grito de rabia para alentar a un conjunto que quiere seguir siendo de Primera. El siguiente pasó tendrá que darlo el próximo domingo (18:30 horas) en el campo de un Rayo Vallecano que con este resultado ya es de Segunda.

Noticias relacionadas