Tribuna mini Saltar publicidad
Banner las tinajas 800x800px file

El Real Valladolid saca un punto y buenas sensaciones frente a Osasuna

Un momento del partido

El Real Valladolid sumó en su visita a Pamplona en un partido de poder a poder ante un rival que, en casa, ofrece un gran nivel

CA Osasuna: Herrera; Vidal, Aridane, David García, Íñigo Pérez; Torres (Ibáñez, min. 71), Oier (Moncayola, min. 42), Darko, Rubén García; Adrián (Juan Villar, min. 81), Chimy Ávila

 

Real Valladolid: Masip; Antoñito, Olivas, Joaquín, Salisu, Carnero; Alcaraz, San Emeterio, Míchel (Plano, min. 84); Ünal, Guardiola (Sandro, min. 68)

 

Árbitro: Alberola Rojas (C.T. Castilla la Mancha). Amonestó con cartulina amarilla a los locales Aridane, Rubén García, y a los visitantes Alcaraz, San Emeterio

 

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 20 de LaLiga Santander disputado el 18 de enero de 2020 en el Estadio El Sadar de Pamplona

El Real Valladolid vuelve con un punto más de su visita a Pamplona, y ya son 22 tras 20 jornadas. El equipo comenzó esta segunda vuelta con buenas sensaciones por la solidez defensiva que mostró también con el esquema 5-3-2, y por su capacidad para arrebatar, por momentos, el balón a un Osasuna que como local se muestra muy peligroso.

 

Sin un dominador claro al inicio del encuentro, los centrales pucelanos supieron contener bien a un Chimy Ávila desequilibrante. Buen trabajo del entramado defensivo con Olivas, Joaquín y Salisu atrás con la ayuda inestimable de San Emeterio y los laterales Antoñito y Carnero. 

 

Esa base atrás permitió que Alcaraz y Míchel pudieran ejercer su faceta más creativa y nutriesen de balones a Guardiola y Ünal, quienes realizaron un extenuante trabajo de presión. Con esas fichas sobre el tapete los porteros desbarataban los acercamientos peligrosos, que no eran muy claros en ninguna área. Tuvo una Adrián para Osasuna, quien controló en el área solo, pero muy atento Masip achicó espacios para privar del gol al delantero. Carnero pudo debutar con la blanquivioleta con gol, pero su disparo desde la frontal se topó con una buena mano de Herrera; igual de buena que la intervención de Aridane para evitar que Guardiola se plantase solo en el área.

 

 

Nadar, y guardar la ropa
En la segunda mitad el Real Valladolid salió mucho mejor que su rival. Con calidad para hilvanar los pucelanos gozaron de sendas oportunidades para adelantarse en el marcador pero primero Herrera, al sacar un remate con el pecho de Ünal en el segundo palo, y después el larguero en una vaselina de Guardiola tras pase en profundidad de Alcaraz, lo evitaron.

 

La lluvia arreciaba y el Osasuna con el paso de los minutos lograba imponer su juego. Tocó saber sufrir para mantener el punto, con un equipo bien colocado que achicaba el empuje local. No obstante, tan solo en una ocasión los rojillos amenazaron las tablas, en una jugada individual de Ávila que, trastabilleado, se zafó de tres jugadores y dentro del área disparó; in extremis llegó Salisu para meter la puntera de su bota y enviar a córner. Desde ahí hasta el final, empuje local y consistencia visitante para meter un punto más en la mochila. 

 

El Real Valladolid afronta una semana con doble competición. El miércoles 22 de enero, a las 21 horas, dieciseisavos de final de la Copa del Rey en Tenerife. El domingo 26, también a las 21 horas, vuelta al Estadio José Zorrilla para el partido de la jornada 21 ante el Real Madrid.