El Real Valladolid rechaza los test de coronavirus ofrecidos por LaLiga para su plantilla

El conjunto pucelano hace esto "por criterio médico y criterio social" y espera a ver cómo se desarrollan los acontecimientos para que el balón pueda volver a rodar por el cesped del José Zorrilla.

El Real Valladolid ha rechazado los test de coronavirus que LaLiga había pedido para los 42 clubes profesionales del fútbol español después de los múltiples casos recientes que se han dado en otros clubes de España. El conjunto pucelano hace esto "por criterio médico y criterio social".

 

Es cierto que LaLiga los puso a nuestra disposición, pero no las hemos realizado por criterio médico y criterio social. Ningún jugador presenta síntomas y creemos que hay colectivos mucho menos beneficiados y con más necesidades. Son ellos los que deben tener la prioridad”, asegura David Espinar en declaraciones facilitadas por el club en las que se repasa la actualidad blanquivioleta.

 

Existe un comité de varias áreas que diariamente repasa todos los temas que están encima de la mesa. Desde el principio tuvimos claro que teníamos que poner todo de nuestra parte para preservar la salud de nuestros trabajadores y de todas las personas que indirectamente forman parte del Club”. Espinar explicó que todos los integrantes del Real Valladolid han recibido pautas nutricionales, físicas y psicológicas para llevar de la mejor manera posible el confinamiento.

 

LA SALUD, PRIORITARIA

 

La UEFA decidió aplazar a 2021 la celebración de la Eurocopa con el objetivo de que las competiciones domésticas tengan a su disposición más fechas, algo con lo que está de acuerdo el club pero sin perder de vista que lo único importante es el control de la pandemia. “Creo que debemos tomar con reserva estas fechas que se han marcado, tendremos que estar pendientes de cómo evoluciona la enfermedad, aunque esperemos que todo vaya bien”.

 

Antes de que se reanude LaLiga será necesario un proceso de readaptación de los futbolistas al ejercicio físico, por ello David Espinar no quiere aventurarse y predecir qué ocurriría en caso de que no se pudieran disputar los partidos que faltan. “Queremos honrar la competición y no queremos ponernos en la peor situación, queremos ser optimistas y pensar que se va a poder acabar el campeonato y que el Real Valladolid continuará en Primera”.