El Real Valladolid Promesas cae (1-0) ante la SD Amorebieta

El filial no pudo hallar los resquicios para al menos igualar el tempranero tanto de los locales

El Real Valladolid Promesas ha caído derrotado este sábado en el feudo de la SD Amorebieta (1-0), conjunto que supo cómo manejar su renta tras el tempranero gol de Seguín pasados los dos minutos de juego. Los jugadores blanquivioleta intentaron darle la vuelta, pero se toparon con un adversario rocoso e incisivo con su fútbol directo. Les faltó profundidad en los metros finales y el conjunto vallisoletano no pudo, tras los noventa minutos, sumar su cuarta victoria consecutiva.

 

Empezó mal la tarde. Al Promesas no le dio tiempo a coger tacto con el cuero antes de recibir un mazazo en forma de gol. La SD Amorebieta acaparó el esférico en los primeros compases y aprovechándose de una segunda jugada, Seguín encontró el espacio suficiente como para armar un fuerte disparo a la red. Apenas tres minutos de juego y los pupilos de Javier Baraja ya se percataban de que el hueso iba a ser muy complicado de roer.

 

La SD Amorebieta proponía una presión muy alta e intensidad y, aunque el Real Valladolid Promesas intentaba rasear el esférico, le costaba merodear los dominios del guardameta Saizar, quien abortó un buen disparo de Miguel sobre el primer cuarto de hora de encuentro en el primer acercamiento con peligro de los blanquivioleta.

 

Pero ya pasados los veinte primeros se empezó a notar que el juego de área a área y el ritmo vertiginoso impuesto por los locales flaqueaba. Su presión se diluía y el Real Valladolid Promesas encontraba con algo de claridad a sus medios centro. Por poco tiempo, dado que las constantes interrupciones secaron el ímpetu blanquivioleta. La SD Amorebieta picaba, sin prisa, pero sin pausa, al tiempo que sujetaba a los vallisoletanos con su defensa de cinco hombres.

 

Una tónica que se mantuvo hasta el final del primer período. El Real Valladolid Promesas tocaba cuando le dejaban, pero con escasa profundidad y peligro, a excepción de un disparo lejano de Zalazar, mientras que los locales no cesaban de percutir y acarrear inquietud en la zaga visitante con su fútbol directo hacia las dejadas y los centros laterales.

 

Tras el paso por los vestuarios, los jugadores blanquivioleta siguieron intentándolo con más brío, aunque se estrellaban una y otra vez con el muro de la SD Amorebieta, casi impermeable en este último sábado de septiembre. No obstante, ese ritmo cardíaco empezó a calmarse sobrepasado el primer cuarto de hora de la segunda parte.

 

El Real Valladolid B se movió así más cerca del área adversaria, acumuló varias jugadas de peligro y pudo conseguir el tanto del empate gracias a un disparo de El Hacen que se estrelló en el palo. Sin embargo, la SD Amorebieta seguía teniendo fuerzas para fajarse en el intercambio de golpes.

 

Un gol suyo fue anulado antes del minuto 70 y minutos antes de que Stiven Plaza, recién entrado en el terreno de juego, estuviese cerca de cabecear a la red un buen centro desde la derecha. Escasos minutos más tarde, Mikel Álvaro desaprovechó un penalti cometido por Jaime sobre Orozco. El centrocampista del cuadro vizcaíno intentó sorprender a lo “Panenka”, pero Gaizka Campos estuvo muy atento y le adivinó las intenciones.

 

Última ocasión clara de un partido que fue muriendo con los arreones de los futbolistas blanquivioleta, bien taponados por los vascos en su afán por privar de puntuar a un Real Valladolid Promesas que acumula doce puntos tras las seis primeras jornadas y que podría perder el liderato en virtud de lo que ocurra en los enfrentamientos de los filiales de Athletic Club y Real Sociedad.

 

Precisamente, en la próxima jornada de Liga recibirá en los Anexos a la Real Sociedad B (sábado 5 de octubre, 17,00 horas).