El Real Valladolid prepara el partido contra el Alcorcón con Luis César en el banquillo

Luis César, en el centro de la imagen, durante la sesión de este miércoles. R.VALLADOLID

El conjunto blanquivioleta regresó este miércoles a los entrenamientos a las órdenes del técnico gallego, en una sesión que tuvo lugar en Zorrilla.

A puerta cerrada y en Zorrilla, Luis César Sampedro dirigió su segundo entrenamiento de la semana al frente del Real Valladolid. Y es que el técnico gallego se sentará ante el Alcorcón este sábado (18:00 horas), tal y como confirmó Carlos Suárez a Radio Marca Valladolid en la tarde del martes.

 

Por lo tanto, la puerta de Zorrilla sigue girando para Sampedro, a la espera de colarse en ella y salir o, definitivamente, alejarse de ahí y continuar lo que resta de temporada. Esto último parece complicado, dadas las circunstancias y la intención del presidente y del director deportivo de sustituir al entrenador. Pero, de momento, no hay una persona que se ajuste a las pretensiones económicas y de duración del contrato que la entidad blanquivioleta ofrece.

 

Así las cosas, el entrenador dirigió la sesión de este miércoles en Zorrilla, en la que el equipo regresó a los entrenamientos tras el descanso del martes. Deivid, Al-Mousa y Chris Ramos fueron los únicos ausentes, mientras que el resto de sus compañeros se ejercitaron con la vista puesta en Alcorcón.

 

Este jueves tendrá lugar el tercer entrenamiento de la semana (Anexos, 11:00 horas), tras el que Luis César comparecerá en la rueda de prensa previa al partido del sábado.

 

"A MUERTE CON EL MÍSTER"

 

Por otro lado, Borja Herrera debutó el pasado domingo como blanquivioleta y fue el protagonista en sala de prensa después de la sesión de este miércoles. “Por fin me llegó la oportunidad. Me encontré bastante bien, con ganas de seguir; una pena que no pudiéramos llevarnos los tres puntos. La primera parte fue algo más trabada, no hubo tanto fútbol. Después me quité los nervios del debut y me vi mucho más suelto, comentó.

 

Respecto a toda la polémica con la previsible salida del entrenador, aseguró que la plantilla está "a muerte con el míster". "Lo que tenga que pasar no es de nuestra incumbencia y estamos centrados en trabajar al máximo día a día para llegar bien al partido del sábado. Veo al míster bien, con muchas ganas y con mucha ilusión de ganar al Alcorcón”, explicó el lateral.

 

Así, este sábado afrontan el partido “con la máxima actitud y la máxima responsabilidad para tratar de conseguir una victoria a domicilio. “Todos los partidos hasta el tramo final son exigentes”, sentenció.

Noticias relacionadas