El Real Valladolid no puede con un Villarreal en descenso

Guardiola quita un remate a Keko en el interior del área. A.MINGUEZA
Ver album

Blanquivioletas y amarillos empataron en un partido igualado y con ocasiones para ambos equipos.

REAL VALLADOLID: Masip; Moyano (Antoñito, min.67), Kiko Olivas, Joaquín, Nacho; Alcaraz, Míchel; Keko (Borja, min.89), Óscar Plano, Hervías (Verde, min.81); Sergi Guardiola.

VILLARREAL: Asenjo; Álvaro, Bonera (Costa, min.87), Funes Mori; Miguelón, Iborra, Cazorla, Fornals (Bacca, min.72), Pedraza; Ekambi (Chukwueze, min.81) y Gerard Moreno.

ÁRBITRO: Hernández Hernández, asistido en las bandas por Sobrino Magán y Naranjo Pérez y en el VAR por Álvarez Izquierdo. Mostró tarjeta amarilla a los locales Plano, Hervías y Alcaraz, y a los visitantes Funes Mori y Cazorla.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 23 de LaLiga Santander, disputado en el Estadio José Zorrilla ante 16.842 espectadores.

Justo reparto de puntos entre Real Valladolid y Villarreal, en un partido igualado y con buenas ocasiones para ambos equipos, pero que terminó 0-0. Los blanquivioletas no pudieron contra un rival en descenso que no atraviesa su mejor momento y que, en algunos tramos del encuentro, demostró por qué está ahí. Pero los de Sergio González no supieron meterle mano y la distancia con el conjunto castellonense sigue siendo de 6 puntos.

 

Empezó animado el Pucela y Hervías la tuvo en el primer minuto. Guardiola realizó una buena acción y el balón acabó en los pies del extremo, que obligó al exblanquivioleta Asenjo a despejar el tiro a córner. Los blanquivioletas siguieron apretando y Bonera sacó casi bajo palos, medio metro por delante de la línea de gol, un buen disparo de Nacho que ya había superado al portero palentino.

 

Tras el inicio esperanzador, el Villarreal cogió aire. Plano vio la quinta tarjeta amarilla, por lo que no jugará en el Camp Nou ante el FC Barcelona, mientras que Masip tuvo que salir al rescate para sacar con el cuerpo un disparo de Ekambi, que se había plantado solo ante él. Y el partido solo llevaba 15 minutos, por si alguien se lo quería perder…

 

El Pucela se encontró cómodo con el balón ante un Villarreal que demostró por qué está tan abajo en la clasificación. Los blanquivioletas hilaron una jugada iniciada por Masip con el pie que acabó con un buen centro de Hervías al segundo palo, pero Guardiola no remató bien y, pese a ello, estuvo cerca del gol. La pelota golpeó en las piernas de Pedraza y Asenjo la detuvo como pudo con las suyas.

 

La reacción amarilla no tardó en llegar. Ekambi cuajó una buena acción por banda derecha, llegó a línea de fondo y metió un balón al punto de penalti para Fornals, pero el disparo de este salió manso y Masip lo atrapó sin problema. Moyano se vio superado en su banda por el camerunés nacido en París, que hizo mucho daño. De hecho, Gerard Moreno rozó el gol en un intento de chilena tras un centro suyo.

 

Lo pasó mal el Real Valladolid en la recta final del primer tiempo. Y es que Masip tuvo que salir al rescate otra vez. En esta ocasión para sacar una maravillosa mano tras un potente disparo de Pedraza en el interior del área. Aunque la última fue para los blanquivioletas, pero ninguno de ellos acertó a rematar a gol un balón suelto en el área. De hecho, a Keko se lo birló Guardiola cuando tenía la pierna cargada.

 

A diferencia de la primera parte, la segunda comenzó con un ritmo menor. Sí que es cierto que ambos rondaron las respectivas áreas rivales, pero no pasó nada reseñable en el primer cuarto de hora. Y eso que el Pucela fabricó una contra muy bonita, con taconazo de Míchel incluido, pero el disparo lejano final de Hervías se marchó alto.

 

El Pucela pasó a tener más el balón y dejó de esperar a su rival, pero no encontró los huecos necesarios. Solo Joaquín, tras una falta lanzada por Míchel, logró levantar un “¡uy!” en la grada de Zorrilla cuando su cabezazo salió muy cerca del palo.

 

Sergio González y Javi Calleja movieron sus respectivos banquillos en busca de agitar el partido a su favor. Precisamente Chukwueze, uno de los ‘nuevos’, estuvo a punto de desequilibrar la balanza con un disparo que salió rozando el palo de la portería de Masip. Verde se sumó a la fiesta de los recién entrados y, justo después, para responder, sacó un peligroso tiro lejano que Asenjo despejó a córner como pudo, ya que parecía que se le colaba.

 

Ya sí que no pasó más y ambos equipos se llevaron un punto que deja a los pucelanos con 26 y a los castellonenses con 20. Así las cosas, el Real Valladolid visitará al FC Barcelona en la próxima jornada, en un partido que tendrá lugar en el Camp Nou el sábado 16 de febrero a partir de las 20:45 horas.

Noticias relacionadas