El Real Valladolid golpea al Getafe para quedarse en play-off

Los jugadores del Real Valladolid celebra el gol ante el Getafe. A. MINGUEZA
Ver album

Un gol de Álex Pérez dio al Pucela un triunfo merecido que le deja en la sexta posición a falta de dos jornadas.

REAL VALLADOLID: Becerra; Moyano, Lichnovsky, Á. Pérez, Balbi; Leão, Jordán; Espinoza (Drazic, min. 85), Míchel (Markel, min. 90+2), Jose; De Tomás (Guitián, min. 83).

 

GETAFE CF: Guaita; Molinero, Cata Díaz, Gorosito, Damián; Faurlin, Sergio Mora; Portillo (Šćepović, min. 76), Pacheco (David Fuster, min. 61), Álvaro (Chuli, min. 80); Molina.

 

GOL: 1-0, minuto 71: Álex Pérez.

 

ÁRBITRO: Ais Reig. Mostró tarjeta amarilla a a los locales Espinoza, Sergio Marcos, Moyano y Drazic, y a los visitantes Sergio Mora y Gorosito.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada 40 de LaLiga 1|2|3. 11.067 espectadores presenciaron el encuentro en el Estadio José Zorrilla.

Era una final y el Real Valladolid lo sabía. El pinchazo del Huesca le dio el play-off con el punto obtenido en Anduva, pero en esta jornada conocía el triunfo de los oscenses que le obligaba a ganar. La tarea no era nada sencilla. Enfrente se encontraba un Getafe muy duro que no regaló nada -más allá del tanto- sobre el césped de Zorrilla. Pero los de Paco Herrera siguieron con todo y su fuerza se impuso con el gol de Álex Pérez, que sirvió para dejar el +3 en casa y mantener el sexto puesto.

 

Los dos equipos se probaron al principio, pero no encontraron los huecos y tuvieron que meterse miedo en otro tipo de acciones; como un disparo lejano de Portillo. Jose gozó de una más clara en un desbarajuste defensivo de los visitantes, que se despistaron en una falta frontal, pero el talaverano remató forzado y mal.

 

El Pucela fue a mejor y llegó a cantar “gol”, pero el linier acertó levantando el banderín para anular el tanto marcado por De Tomás, que se encontraba en fuera de juego. El propio ariete dispuso de la siguiente con un remate con la zurda que obligó a Guaita a emplearse a fondo para atrapar el balón en dos tiempos.

 

Con el 0-0 se llegó al descanso y la reanudación casi se le atragantó a los blanquivioletas. Molina, al poco de regresar, mandó la pelota por encima del larguero en un mano a mano con Becerra. Respondió el Real Valladolid desde la jugada siguiente, que no se arrugó y ahogó a los getafenses en su área. Estos salieron vivos de las diferentes ocasiones locales; con paradón de Guaita incluido tras un cabezazo de Míchel.

 

El valenciano fue protagonista en la siguiente gran ocasión de los blanquivioletas, que movieron muy bien la pelota hasta que le llegó para disparar, pero la envió por encima de la portería. El gol rondaba y no tardó en llegar. Una falta lanzada por Jordán fue rechazada por Guaita y el balón subió lo justo para que Álex Pérez cabeceara a la red con rabia.

 

El delirio se desató en Zorrilla, que festejó el 1-0 como si fuera un pedacito del ascenso. Aunque eso son palabras mayores y todavía queda mucho, en el caso de que se llegue a producir. Pero el Real Valladolid demostró que tiene hambre y, pese a que el otro día en Miranda pareciera empachado, este sábado agarró la ventaja y no la soltó en los más de veinte minutos que vinieron después.

 

Así, el próximo domingo (20:00 horas) tendrá la última salida de esta Liga, en su fase regular, con la visita al Reus. El objetivo de la promoción cada vez está más cerca y, a falta de dos jornadas, deberá mantener su sexto puesto si quiere seguir soñando con el ascenso.

Noticias relacionadas