El Real Valladolid, fuera del ascenso directo... del juego limpio

El árbitro muestra una de las amarillas que vio el Valladolid ante el Alcorcón. A. MINGUEZA

El conjunto blanquivioleta es el tercer equipo menos tarjeteado de la categoría, empatado con Alavés y Sporting, en una clasificación en la que Barcelona B es primero y Girona segundo.

CLASIFICACIÓN JUEGO LIMPIO

 

1. Barcelona B. 62 puntos.

 

2. Girona. 69 puntos.

 

3. Sporting, Alavés (con un partido menos) y Valladolid. 70 puntos.

 

6. Recreativo. 75 puntos.

 

7. Llagostera y Tenerife. 76 puntos.

 

9. Mirandés y Albacete. 77 puntos.

 

11. Las Palmas. 85 puntos.

 

12. Lugo. 86 puntos.

 

13. Numancia y Leganés. 87 puntos.

 

15. Zaragoza. 88 puntos.

 

16. Sabadell y Osasuna (con un partido menos). 89 puntos.

 

18. Ponferradina. 90 puntos.

 

19. Betis. 91 puntos.

 

20. Mallorca. 99 puntos.

 

21. Racing de Santander. 102 puntos.

 

22. Alcorcón. 120 puntos.

"Lo que más fastidia es que a nosotros nos hayan caído el mismo número de tarjetas en comparación con el Alcorcón”, protestaba el técnico blanquivioleta, Rubi, después de la victoria de su equipo ante el conjunto madrileño por 1-0 y en el que hasta cinco de sus jugadores acabaron amonestados. Y es que, efectivamente, parece ser que el árbitro Fernández Fernández no dudó en poner mano dura para sancionar a todo aquel infractor, en un partido en el que se veían las caras el equipo más ‘sucio’ de la categoría con uno de los más limpios.

 

Sobra decir que no era el Pucela el que más tarjetas lleva en el zurrón en lo que va de campeonato. De hecho, los blanquivioletas se encuentran en el tercer puesto de la clasificación que se encarga de elaborar la Real Federación Española de Fútbol, si bien es cierto que Sporting y Alavés –este último con un partido menos- empatan en esta tabla de juego limpio.

 

Vayamos por partes. El líder es, desde hace unas cuantas jornadas, el Barcelona B con tan solo 62 puntos. ¿Pero cómo se acumulan estos susodichos puntos? La RFEF suma uno por cada amarilla, dos por la roja con doble amarilla y tres por una expulsión por roja directa. Tan sencillo como eso. Después de veinticinco jornadas, los blaugranas apenas superan la media de dos amarillas y media por encuentro, mientras que el Real Valladolid prácticamente alcanza las tres.

 

“Yo creo que todas las tarjetas han sido justas, de hecho hubiera sancionado alguna más”, explicaba también Rubi, tratando de justificar la dureza con la que jugó el conjunto entrenado por Bordalás, que precisamente se trata del equipo más tarjeteado. El Alcorcón, a años luz del Real Valladolid, es el colista de la clasificación con 120 puntos en su casillero, prácticamente el doble.

 

Por cierto que en el vestuario blanquivioleta están claros quiénes son los principales ‘culpables’ de que el equipo no vaya primero en esta clasificación de juego limpio. Marc Valiente y David Timor suman ocho tarjetas amarillas cada uno, mientras que Leao, con cinco, completa el podio. Si al menos no queda el consuelo de ser el equipo menos tarjeteado, sí está el de que no haya ningún jugador a punto de cumplir ciclo de amarillas.