El Real Valladolid da una alegría a Zorrilla y jugará el play-off como quinto clasificado
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

El Real Valladolid da una alegría a Zorrilla y jugará el play-off como quinto clasificado

Mata celebra su gol, ante la protesta de Roberto Torres. GONZALO RICO
Ver album

El Pucela ganó a Osasuna (2-0) en un partido que tuvo controlado y en el que estuvo apoyado por más de 22.000 personas.

REAL VALLADOLID: Masip; Moyano, Kiko Olivas, Calero, Nacho; Borja, Míchel; Hervías (Gianniotas, min. 85), Óscar Plano (Anuar, min. 79), Toni (Ontiveros, min. 71); Mata.

OSASUNA: Manu Herrera; Lillo, Miguel Flaño (De las Cuevas, min. 82), Unai García, Oier; Lucas Torró (David Rodríguez, min. 71), Fran Mérida; Rober Ibáñez, Borja Lasso (Roberto Torres, min. 60), Quique; Xisco.

GOLES: 1-0, minuto 31: Hervías; 2-0, minuto 63: Mata (p.).

ÁRBITRO: Vicandi Garrido, asistido en las bandas por Vaquero Agama y Pérez de Colonia. Mostró tarjeta amarilla a los locales Mata, Míchel y Borja, y a los visitantes Oier, Fran Mérida y Xisco. Expulsó por doble amonestación a Lillo, de Osasuna.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 42 de LaLiga 1|2|3, disputado en el Estadio José Zorrilla ante 22.287 espectadores, de los que 600 fueron de Osasuna.

El Real Valladolid cumplió con el guion y jugará el play-off. Además, de manera merecida, ya que se mostró muy superior a Osasuna, a quien ganó por 2-0. Hervías, con un golazo de falta, y Mata, de penalti, lo hicieron posible. Para más alegría, el Pucela termina en quinta posición, por lo que disputará la ida el próximo jueves (20:30 horas) en Zorrilla contra el Sporting de Gijón.

 

En Zorrilla no hubo gallinas, pero a más de 20.000 personas se les puso la piel como la de este animal cuando todas esas gargantas cantaron a Capela el himno antiguo del Real Valladolid. Si el Pucela ya llegó motivado al estadio, esto fue otro punto a favor. De hecho, el partido empezó animado, con ambos equipos llegando al área rival.

 

El blanco y violeta se terminó de imponer al rojo con el paso de los minutos, ya que fueron los locales quienes tuvieron más presencia en campo contrario. Y con llegadas peligrosas, aunque sin ocasiones muy claras. Pero lo importante es que el juego estaba muy lejos de Masip.

 

Osasuna cometió un par de faltas al borde del área. Míchel estrelló contra la barrera la primera, pero Hervías no perdonó en la segunda. El extremo colocó el balón en la escuadra y Manu Herrera ni se estiró. En ese momento, se paró el mundo y Zorrilla estalló en un grito ensordecedor para celebrar el 1-0 a los 31 minutos.

 

El gol dio un plus al Pucela, que fue a por el segundo. Borja estuvo muy cerca en otro centrochut que despejó un defensa y el balón salió rozando el palo. El juego continuó desarrollándose en campo rojillo, por lo que todo eran buenas noticias.

 

No pasó más en la primera mitad y el 1-0 mandó al descanso. Ese resultado clasificaba a los blanquivioletas para el play-off; el objetivo de estaba consiguiendo y la grada respondía. Por si fuera poco, nada más regresar de vestuarios, Toni hizo una jugada de las suyas, yéndose de varios rivales, pero no logró culminar.

 

Aunque no todo iba a ser un camino de rosas en la segunda parte. Poco después, Xisco metió miedo con un peligroso remate de cabeza que se marchó lamiendo el poste de la portería defendida por Masip. Aquello supuso un punto de inflexión, ya que Osasuna se vino arriba durante unos momentos.

 

El Pucela supo capear el temporal y se quitó la presión de la mejor manera. Pasada la hora de partido, Lillo cometió un claro penalti sobre Mata y vio la segunda amarilla. El pichichi se encargó de transformarlo para ampliar la ventaja y colocar el 33 en su clasificación de máximo goleador.

 

Pese a que restaba media hora, el encuentro estaba visto para sentencia. Osasuna se abrió y el conjunto blanquivioleta lo aprovechó para crear peligro, aunque no logró marcar; sobre todo en dos muy claras. Mientras, los rojillos tuvieron su mejor oportunidad en el minuto 77, en un remate de David Rodríguez en el segundo palo que Masip repelió con sus partes más nobles.

 

Los minutos pasaron y Zorrilla ya era una fiesta. El 2-0 no se movió y el Real Valladolid jugará el play-off como quinto clasificado. La primera eliminatoria será contra el Sporting de Gijón, cuyo partido de ida se disputará en Zorrilla este jueves desde las 20:30 horas.