El Real Valladolid cumple 90 años con la resaca del ascenso y la posibilidad de acabar con la deuda

S.S.

Con un concurso de acreedores de por medio, los últimos 18 años han estado marcados por unas cuentas en rojo que han lastrado a la entidad.

El Real Valladolid cumplirá mañana 90 años en uno de los mejores momentos de su historia, ya que todavía disfruta de los recuerdos de la fiesta por el ascenso a Primera División y el club tiene ante sí la posibilidad de acabar con una deuda económica 'endémica' con los ingresos que recibirá por volver a la elite del fútbol español.

 

Una deuda que, sin ser protagonista, sí ha condicionado la vida deportiva de la entidad blanquivioleta en los últimos 18 años. Con un concurso de acreedores de por medio, el presidente y máximo accionista, Carlos Suárez, ha tenido equilibrar unas arcas que arrastraban pérdidas millonarias tras el efímero paso de Ignacio Lewin -duró poco más de un año-, quien sucedía a la familia Fernández Fermoselle al mando de la institución.

 

Suárez, primero como presidente y consejero delegado desde el 12 de septiembre de 2001 y luego como máximo accionista -compró la participación a Palcos Blancos y Cartera de Inversiones que sumaban un 55 por ciento del accionariado- ha conducido los designios de la entidad en los últimos 17 años y es ahora cuando puede cumplir uno de sus principales cometidos, dejar a cero la deuda y convertir al Real Valladolid en uno de los clubes más saneados del fútbol español.

 

En el plano deportivo, la comunión entre la afición y el equipo ha vuelto a ser total después de cuatro temporadas en la que el vínculo se había roto. Y todo tras la llegada de Sergio González que, junto con Vicente Cantatore, José Luis Mendilibar y Miroslav Djukic, son el póker de entrenadores que más alegrías ha dado a la afición de Zorrilla en la época 'moderna'.

 

González será el encargado de dirigir al equipo en su retorno a la elite, con un bloque sólido que se tendrá que retocar ante las ausencias de jugadores como Jaime Mata, 'Pichichi de Segunda División' y que jugará en el Getafe la próxima temporada, o Pablo Hervías, otro de los 'fijos' para el técnico blanquivioleta y uno de los principales activos en el ascenso, que regresa al Eibar después de cumplir su año de cesión.

 

Pero la noticia más positiva, quizá, es la presencia de tres canteranos que están llamados a convertirse en columna vertebral del equipo. Se trata de Fernando Calero, que ha explotado en la recta final, Anuar, que sin tener muchos minutos ha disputado casi todo el play off, y Toni Villa, futbolista al que Sergio ha recuperado después de que viviera más tiempo en la grada que en el césped con el anterior técnico, Luis César San Pedro.

 

Además, desde la dirección Deportiva del club se han ido dando los pasos para asegurar la continuidad de las 'perlas' de la cantera vallisoletana. Jugadores como Miguel de la Fuente -jugador asiduo con las categorías inferiores de la selección española- Moi Delgado o Antonio Domínguez, entre otros, ahora sí tienen un espejo donde mirarse.

 

Y es que, si por algo se ha caracterizado este club, es por la cantera y por ser un trampolín para muchos jugadores que llegaron sin mucho nombre y que luego han dejado huella en el fútbol español. Futbolistas de la talla de Coque, Cardeñosa, Eusebio Sacristán, Fernando Hierro, José Luis Pérez Caminero, Aritz Aduriz, Víctor Manuel Fernández, César Sánchez, Gaby Moya, Joseba Llorente, Diego Costa, Goyo Fonseca, Juan Carlos Rodríguez, Benjamín Zarandona, García Calvo se han hecho un nombre en el club vallisoletano.

 

Una entidad que siempre ha apostado por el 'producto nacional' aderezado con futbolistas foráneos que también han rendido a gran nivel como Alen Peternac, Mágico González, Gabi Heinze, Pato Yáñez o el 'Polilla' Da Silva.

 

HISTORIA

 

La historia de esta entidad comenzó un 20 de junio de 1928 tras la fusión de dos clubes vallisoletanos, el Real Unión Deportiva y Club Deportivo Español.

 

Su primer partido se celebró el 22 de septiembre de 1928 en el Campo de la Sociedad Taurina (junto a la Plaza de Toros) frente al Alavés, con victoria por 2-1. El primer gol de ese partido y de la historia del Real Valladolid Deportivo lo marcó Sainz. El primer presidente fue Pedro Zuloaga Mañueco y el primer entrenador, el húngaro Esteban Platko, según recoge la web de la entidad blanquivioleta.

 

En el primer partido oficial, en el Campeonato Regional, el Real Valladolid venció por 12-0 a la U.D. Burgos.

 

En la primera Liga (28/29), la Federación encuadró al Real Valladolid en el Grupo B de Segunda División, finalizando en quinta posición.

 

Desde entonces, el club ha regresado a la máxima categoría hasta en ocho veces, protagonizando episodios históricos como su 'permanencia administrativa' el año de la conversión de los clubes en Sociedades Anónimas (temporada 95-96).

 

Además, también ha logrado un título, la Copa de la Liga en la temporada 83/84, ha participado en tres ocasiones en competición europea -dos en la antigua Copa de la UEFA y una en la extinta Recopa- y ha sido finalista de la Copa del Rey en dos ocasiones, año 1950 y, la más reciente, 1989.