El Real Valladolid busca la redención en Alcorcón

El Real Valladolid afronta el duelo ante los alfareros con la intención de despertar tras la goleada ante el Levante y de reencontrarse con el triunfo

Alcorcón volverá a ser decisivo para el Real Valladolid. El siempre complicado feudo de Santo Domingo pondrá a prueba la declaración de intenciones blanquivioleta después del varapalo ante el líder y de una semana en la que todos los integrantes del vestuario han coincidido en señalar que el 0-4 ante el Levante tiene que ser un punto de inflexión definitivo. Un golpe tan duro tiene que servir para despertar, tiene que ser un toque de diana.

 

El Alcorcón, evidentemente, no lo va a poner fácil. Su estadio es siempre un hueso duro de roer y los pupilos del exblanquivioleta Julio Velázquez también llegan al duelo con urgencias después de seis encuentros sin ganar de forma consecutiva. El guión del partido parece claro. La intensidad es innegociable ante un equipo que no se andará con medias tintas. Si el Real Valladolid es capaz de demostrar que sí puede hacer frente a un rival muy correoso tendrá andado más de medio camino hacia el triunfo.

 

Paco Herrera comentó en la sala de prensa de Zorrilla que tiene intención de realizar modificaciones, aunque no drásticas. Los cambios sí tendrán que ser drásticos “de la raya para adentro”. El equipo, sin olvidar su esencia y su idea de crecer a través de la posesión, tiene que recuperar la fortaleza y la confianza. Que mejor escenario para demostrarse a sí mismo que puede volver a ser el Pucela que ilusionó durante buena parte de la temporada.

 

Con Espinoza y Sergio Marcos lesionados y Markel y Guzmán fuera de la lista por decisión técnica, la convocatoria la conforman Pau Torres, Becerra, Moyano, Lichnovsky, Rafa, Guitián, Álex Pérez, Ángel, Balbi, André Leao, Álex López, Joan Jordán, Míchel, Drazic, Juan Villar, Jose, Mata y Raúl de Tomás.