El Real Valladolid Baloncesto vuelve a la senda de la victoria
Cyl dots mini

El Real Valladolid Baloncesto vuelve a la senda de la victoria

Los de Hugo López se impuso en la cancha del Cáceres y volvió a la senda de la victoria con un triunfo trabajado.

El Clínica Sur-Aspasia RV Baloncesto sonríe de nuevo tras cosechar un trabajado triunfo en la cancha del Cáceres Patrimonio de la Humanidad (80-93). El conjunto de Hugo López recuperó las buenas sensaciones, puso fin a una racha de tres derrotas consecutivas y sumó la primera victoria del año 2021 después firmar un encuentro muy serio de principio a fin.  

 

En la cancha del colista y después de casi dos semanas preparando el partido, el Pucela demostró desde que se lanzó el balón al aire que tenía hambre de victoria y ganas de regresar a la senda de la victoria. Aprovechando el quinteto pequeño que presentaban los locales, las torres blanquivioleta se hicieron fuertes en la pintura y el dominio bajo los tableros sirvió para hacerse con las primeras rentas (4-9) y marcar la tónica de la contienda.

 

Dos triples consecutivos de Ferrán Ventura (3/3 en triples y 11 puntos en el primer cuarto) despertaron a los cacereños e igualaron el choque de nuevo, pero Nacho Martín salió desde el banquillo enchufado y devolvió la iniciativa a los visitantes. Seis tantos consecutivos del ala-pívot vallisoletano y ocho en el cuarto inaugural con su firma permitieron al Clínica Sur-Aspasia RVB llevarse el primer asalto en Cáceres (23-27).

 

El Pucela, cómodo en un partido con ritmo y anotador, continuó mandando en la zona (13-23 rebotes en la primera parte) y aprovechando la superioridad de sus pívots para ampliar la ventaja antes del descanso. Los de Hugo López, por si fuera poco, subieron una marcha en defensa y se escaparon en el marcador (23-33), aunque los extremeños iban a reaccionar en la recta final del segundo periodo, tramo en el que, además, el local Fran Cárdenas se retiró lesionado del partido. Un arreón del cuadro de Roberto Blanco permitió que parte de la renta blanquivioleta se redujese (39-46) alcanzado el ecuador del encuentro.


Tras el paso por vestuarios, el Cáceres Patrimonio de la Humanidad regresó al parqué de su Multiusos con la intención de darle la vuelta al partido y firmó sus mejores minutos de la contienda. Los de Roberto Blanco se colocaron a solo dos puntos (53-55) ante un Real Valladolid que necesitó varias posesiones para recuperar el tono del partido, pero la reacción de los castellanos fue inmejorable y sirvió para escaparse de nuevo en el marcador.

 

Un parcial de 0-11 que culminó Joey van Zegeren con un mate contundente significó máxima ventaja para los visitantes (53-66) y dio alas a unos vallisoletanos que ya no iban a dar opción a los verdinegros. Los de Hugo López, muy entonados en defensa y castigando continuamente el juego interior de Roberto Blanco y los suyos, consiguieron meter en problemas de faltas a las torres locales y mantuvieron la renta con los puntos que llegaban con rápidos contraataques y desde la línea de personal. Con diez minutos aún por jugarse, eso sí, a los pucelanos todavía les quedaba trabajo para sellar el triunfo (61-70).

 

El carácter de los extremeños no permitió al Pucela romper el partido hasta el tramo final del encuentro, aunque los de Hugo López no bajaron la intensidad en ningún momento y continuaron desplegando un buen baloncesto y sus señas de identidad: juego rápido, contraataques y un alto ritmo. Con ese marco favorable y el dominio de la pintura, el Clínica Sur-Aspasia mantuvo con firmeza la ventaja cosechada en los minutos previos y terminó decantando el partido con sensaciones positivas y sin sobresaltos en la recta final (80-93). Con este triunfo, el séptimo de la temporada y primero del año 2021, el Pucela recupera la sonrisa y no pierde el pulso de la zona alta de la clasificación.