El Real Valladolid Baloncesto sucumbe ante Coruña y pierde su imbatibilidad como local
Cyl dots mini

El Real Valladolid Baloncesto sucumbe ante Coruña y pierde su imbatibilidad como local

Al menos el conjunto dirigido por Paco López salvó el averaje conseguido en la primera vuelta (67-78).

El Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid no pudo empezar el año con una victoria, ante un buen Leyma Coruña que se llevó el triunfo (67-78). Pese a la igualdad de casi todo el partido, los de Hugo López perdieron fuelle en la recta final, lo que aprovechó el conjunto visitante para marcharse en el marcador y convertirse en el primer equipo en ganar en Pisuerga esta temporada. Los 18 puntos de Pantzar no fueron suficientes, aunque el Pucela logró salvar el averaje conseguido en la primera vuelta.

 

Se le atragantó el inicio al Pucela, que sufrió un parcial de 0-7 al que hubo que añadir dos faltas de Van Zegeren -con molestias- antes del 2’. Pero no se arrugó y, gracias a los puntos de Astilleros (2), De la Fuente (4) y Kohajda (2), logró dar la vuelta al marcador (8-7). Timmer también calentó la muñeca y con una canasta suya el parcial fue de 10-0.

 

Castigado por las imprecisiones, el Clínica Sur-Aspasia no pudo mantener la ventaja y Coruña volvió a voltear el resultado. Aunque la última palabra del primer cuarto la dijo Pantzar con un triple que supuso el 13-12. Precisamente, los tiros de tres fueron los protagonistas para ambos conjuntos en el inicio del segundo.

 

De hecho, en el ecuador del segundo cuarto ya se habían anotado los mismos puntos que en todo el primero, gracias al 27-23 obtenido por el equipo de Hugo López. Los minutos pasaron, las canastas continuaron y ninguno logró marcharse en el marcador. Cuando parecía que el Pucela lo iba a hacer después de un triple de Pantzar (37-31) a falta de un minuto para el descanso, Coruña solicitó tiempo muerto y apretó con un tiro de tres de Monaghan y uno libre de McGhee redujeron la diferencia.

 

Pero Pantzar lo volvió a hacer y sacó su magia para cerrar el segundo cuarto con un 2+1 que otorgó más ventaja a los vallisoletanos, quienes llegaron al descanso 40-35. Así, el sueco puso el broche de oro al inicio de su actuación con esos 12 importantes puntos para los suyos.

 

REACCIÓN INSUFICIENTE

 

La igualdad continuó tras el paso por vestuarios. Leyma Coruña no quiso distanciarse más y comenzó con fuerza hasta ponerse por delante; aunque las diferencias en el marcador eran mínimas, ya que el intercambio de golpes no cesó. Un triple de Monaghan y un rebote cazado por McGhee para colgarse del aro pusieron el 45-50 a falta de 4:35 para el final del tercer cuarto, lo que obligó a Hugo López a solicitar tiempo muerto.

 

El desacierto volvió a pasar factura al Real Valladolid, que llegó a ir 10 puntos por debajo (50-60). Entonces apareció el sexto jugador desde la grada al grito de “¡Pucela, Pucela!” para empujar a su equipo, que se recompuso para afrontar el definitivo cuarto con 57-60 en el marcador.

 

La defensa visitante se endureció todavía más en el desenlace, lo que impidió que muchos de los ataques pucelanos fueran efectivos. El Leyma Coruña aprovechó la situación para ampliar su ventaja y ponerse 15 puntos arriba (63-78) a 2:32 para la conclusión. El tiempo corrió y el Clínica Sur-Aspasia trató de defender el averaje obtenido en la primera vuelta, cuando se impuso por 13 en la cancha gallega.

 

Dos tiros libres de Sergio de la Fuente y una canasta sobre la bocina de Puidet supusieron cuatro importantes puntos para colocar el 67-78 final y salvar la diferencia, aunque los coruñeses salieron de Pisuerga superando también al Real Valladolid en la clasificación. Para tratar de olvidar la derrota, el Pucela buscará la primera victoria del año el próximo viernes (19.00 horas), en su visita al Destino Palencia.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: