El Real Valladolid B saca un punto bajo la lluvia asturiana

Mayoral, contra el Burgos. A, MINGUEZA

No se movió el marcador inicial en el encuentro entre el Lealtad y el filial blanquivioleta, pese a las ocasiones de ambos equipos.

FICHA TÉCNICA

 

CD LEALTAD: Javi Porrón, Omar Hernández, Keko Roza, Adrián Llano, Alberto González, Mendi, Pablo Gallego, Álvaro Muñiz (Camporro, min. 76), David Grande, Iván Garrido y Jandrín.

 

REAL VALLADOLID B: Dani Hernández; Corral (Arroyo, min. 59), Mario Robles, Calero, Royo; Dani Vega (Marí, min. 71, Rai, Anuar, Mayoral; Higinio e Iván Martín (Samanes, min. 64).

 

ÁRBITRO: Hernández Lorenzo. Mostró tarjeta amarilla a los locales Álvaro Muñiz y David Grande, y al visitante Mario Robles.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada 13 del Grupo I de Segunda B.

La lluvia recibió al Real Valladolid B en su visita a Villaviciosa, lo que lastró, en algunos tramos del partido, el juego blanquivioleta. Los de Rubén Albés gozaron de ocasiones para marcar, pero también las sufrieron en contra. Ninguno de los dos conjuntos estuvo acertado y el Promesas se tuvo que conformar con un punto para seguir creciendo.

 

Pese a las medias amarillas, cedidas por el equipo local, con las que saltaron los jugadores blanquivioletas, el Promesas empezó el encuentro mucho mejor que su rival. Iván Porrón se erigió el héroe de los asturianos desde los primeros minutos, al desbaratar un disparo de Higinio y un mano a mano con Mario Robles. Se resistió el gol, aunque no fue por dejar de buscarlo.

 

Corral también tuvo la suya para cerrar el asedio inicial, aunque su tiro se marchó desviado. A partir de esa acción, el Lealtad logró quitarse la presión y empezó a pisar el área del Pucela. Álvaro Muñiz probó con un disparo lejano, que no pilló desprevenido a Dani Hernández y lo despejó.

 

Pero el Promesas siguió metiendo miedo. Iván Martín se zafó de varios rivales, esquivó la salida del portero y, escorado, mandó el balón al palo. Todo ello antes del ecuador de la primera mitad, por lo que parecía que el choque iba a ser entretenido.

 

La última del primer acto la tuvo el conjunto local, que hiló una buena jugada por la banda izquierda. Jandrín sacó un centro al que no llegó nadie a rematar en el primer palo, aunque apareció Garrido desde atrás para empalar el balón y hacer que Dani tirase de reflejos para repelerlo como pudo.

 

En el inicio de la segunda mitad salió el sol, aunque la lluvia no cesó; incluso fue a más. El campo comenzó a llenarse de charcos y la dificultad para mover la pelota era cada vez mayor. Garrido volvió a tener el 1-0 tras una mala salida por debajo de Dani, pero el atacante local no acertó a enviar el esférico a la red.

 

Los minutos pasaron y el Lealtad lo intentó sin ni siquiera meter miedo. Sí lo hizo el Real Valladolid B en cuatro ocasiones. La más clara fue de Mayoral, quien mandó el balón al larguero con un zurdazo; justo antes, Higinio perdió la batalla contra Porrón, que sacó el disparo a córner, y el chut de Mario Robles salió lamiendo la escuadra. La posterior se produjo en una falta lateral de Samanes que se paseó por delante de la meta local, sin que nadie alcanzara a rematarla.

 

El Lealtad apretó al final. Dani estuvo atentó para anticiparse a los balones a la espalda que crearon problemas a la zaga blanquivioleta. Aunque el susto más grande llegó en el añadido, cuando Iván Garrido, en una buena acción individual, estrelló la pelota en el poste.

 

Finalmente, el filial del Real Valladolid sacó un punto que le coloca con 19. En la próxima jornada recibirá al Izarra, equipo que entrena Borja Jiménez, quien entrenó al Promesas durante gran parte de la temporada pasada.

Noticias relacionadas