El Real Valladolid B da un golpe encima de la mesa contra el Salamanca
Cyl dots mini

El Real Valladolid B da un golpe encima de la mesa contra el Salamanca

Los jugadores del Promesas celebran el gol ante el Salamanca. R.VALLADOLID

El Promesas saca la cabeza en medio de una carrera de seis equipos para evitar el playout.

El Promesas necesitaba vencer este domingo. Sumar tres puntos para llegar a los últimos encuentros de la temporada dependiendo de sí mismos para evitar el puesto de playout y mantener la categoría en Segunda División B. Y, a pesar del sufrimiento, de jugar con 10 casi toda la segunda mitad, el filial del Real Valladolid logró los tres puntos tras ganar 1-0 al Salamanca C.F. UDS.

 

El partido comenzó igualado. Conscientes de lo mucho que había en juego ambos conjuntos midieron sus fuerzas de tú a tú y ninguno lograba imponer su mando. Ahora el Promesas, ahora el Salamanca, trataban de golpear en una primera mitad con alternancia de ocasiones, alguna de ellas claras. Miguel, de cabeza en el 12', tuvo la primera. Respondió Arenas en el 18', y repitieron los visitantes en el 24' con una de las más claras: disparo al palo y en el rechace, con el portero local en el suelo, el atacante salmantino no acertó de cabeza.

 

Pedrosa probó desde lejos en la búsqueda de un gol que tampoco encontró el Salamanca, de nuevo en una clara, en un mano a mano que salva Guille con maestría. Y, antes de llegar el descanso, se desequilibró la balanza. Una buena jugada de Corral y Zalazar en banda acabó con el pase de este hacia el interior del área donde recibió Javi Pérez, quien se perfiló y disparó con elegancia para enviar el balón al fondo de las mallas.

 

EXPULSIÓN Y A SUFRIR

 

Zalazar rozó el segundo nada más reanudarse el segundo acto, con una falta lejana bien ajustada al palo que encontró la manopla de Dani. Pero el Promesas se llevó un fuerte revés en el minuto 58 por la expulsión, por roja directa, de Corral. Empezaba un nuevo partido en el que los blanquivioletas partían con un gol más y un jugador menos.

 

Sin embargo, el trabajo espléndido de los futbolistas locales sirvió para que la ausencia de su compañero sobre el verde no se notase. El encuentro entró en una fase de mucha interrupción y poco fútbol en la cual el Real Valladolid B defendió con solidez pero sin encerrarse atrás, apoyándose en Miguel arriba para generar peligro. Arenas de cabeza dentro del área pudo empatar pero remató fuera, y el delantero de Tudela de Duero también tuvo su opción en una galopada en solitario que acabó con un disparo escorado.

 

En los últimos minutos del encuentro tanto Pucela como Salamanca disfrutaron de una clara ocasión por cada lado. Primero en blanquivioleta, con una gran jugada de Zalazar que sirvió desde la línea de fondo al centro del área para la entrada de Kike, que no acertó con el disparo ya con el portero vencido. Y un calco sucedió dos minutos después en el área local, aunque esta vez fue el visitante Calero el que la mandó arriba. 

 

El Real Valladolid B suma 45 puntos tras 36 jornadas y se posiciona dos por encima del playout que ahora ocupa el Salamanca. El próximo fin de semana el filial viaja a Guijuelo para intentar certificar la permanencia.

Noticias relacionadas