Cyl dots mini

El Real Valladolid B da otro paso adelante con una importante victoria

El Promesas celebra la victoria en Cerceda. R.VALLADOLID

El doblete de Luis Suárez y el golazo de Antonio Domínguez valieron tres puntos de oro para el Promesas en su visita al Cerceda (0-3), que acabó con nueve.

El Real Valladolid B firmó una importantísima victoria (0-3) en Cerceda que confirma su línea ascendente y que le hace ganar aire y confianza en su titánica pelea por enjugar la gran desventaja que contaba con los puestos que otorgan la permanencia. Después de mucho esfuerzo y una considerable mejoría ya llueve menos en los Anexos, aunque aún queda un largo camino por recorrer hasta alcanzar la salvación.

 

Una genialidad de Antonio Domínguez sirvió para inaugurar el marcador a la media hora de juego. Un libre directo desde la frontal que el onubense colocó en la escuadra por encima de la barrera y que allanó el camino hacia el triunfo ante un rival que necesitaba el triunfo para soñar con la permanencia.

 

El Cerceda estrelló un balón en el palo de la portería defendida por Dennis apenas unos minutos después del gol de Domínguez y se vio lastrado ya a la hora de juego por la doble amonestación a su ariete Pedrosa. El Promesas, bien plantado sobre el terreno de juego, era consciente de que no se le podía escapar la victoria y dispuso de dos claras oportunidades por mediación de Luis Suárez para sentenciar.

 

El local Kike Pérez también vio la segunda amarilla y el Cerceda se vio obligado a bajar los brazos cuando Luis Suárez, esta vez sí, acertó en dos ocasiones en apenas un par de minutos y colocó el definitivo 0-3 en el marcador.

 

Los tres puntos son oro para un Promesas que, a pesar de su racha de seis encuentros sin conocer la derrota, aún se encuentra en zona de descenso. El partido del próximo domingo (Anexos, 11:30 horas) ante el Talaverase antoja, una vez más, vital.