El Real Madrid se hunde ante el CSKA y cierra una Euroliga para olvidar

Los de Pablo Laso perdieron con claridad hasta el equipo ruso (70-94) y quedan en el último lugar en la Final Four de Estambul.

El Real Madrid finalizó en la cuarta posición de la Final Four de la nueva Euroliga después de perder claramente este domingo por 70-94 con el CSKA de Moscú ruso, en un partido sin trascendencia donde los de Dimitri Itoudis impusieron su mayor motivación.

 

Después de perder ambos en las semifinales del viernes, a los dos mejores equipos de la Fase Regular les quedaba esta consolación, escasa para sus aspiraciones, sobre todo para el conjunto moscovita, eliminado de nuevo por el Olympiacos, ante el que era claro favorito, mientras que los madridistas tenían un reto más complicado ante el anfitrión Fenerbahce.

 

Sin embargo, el revés pareció ser más duro para la moral y ánimo del Real Madrid, que apenas compareció en la cancha, desarbolado, como en la semifinal, desde el principio por un CSKA más dispuesto a darse una pequeña alegría.

 

Negado desde el tiro de tres y lejos una vez más de su versión ofensiva, los de Laso dejaron escaparse a su rival y ya no pudo ni siquiera acercarse para ponerle algo de emoción antes del 'plato fuerte'. El conjunto madridista mejoró algo sus números ofensivos, pero nunca apretó en defensa y en el último cuarto se dejó llevar hasta una dura derrota.

 

Sergio Llull, elegido 'MVP' de la Fase Regular, estuvo también lejos de su mejor nivel (7 puntos y 4 asistencias), y el más destacado fue Gustavo Ayón con 11 puntos y 6 rebotes. Kyle Hines (14 y 7) fue el mejor de un CSKA más certero desde fuera (12/26 en triples).