El Real Madrid Castilla remonta al Real Valladolid B

R.VALLADOLID

El Promesas se adelantó, pero los visitantes dieron la vuelta al marcador con un penalti y una jugada ensayada,

REAL VALLADOLID B: Samu Pérez, Raúl Navarro, Mario, Seydu (Alberto Gil, m. 82), Corral, Kike Pérez, El Hacen, Pablo (miguel, m. 67), Javi Pérez (Jardel, m. 76), Waldo y Zalazar.

REAL MADRID CASTILLA: Luca, Dani Fernández, Zabarte, De la Fuente, Javi Sánchez, Jaume, De Frutos, Seoane (Martín, m. 72), Dani Gómez (Cristo, m. 46), Fidalgo y Feuillassier (Alberto, m. 63).

GOLES: 1-0, minuto 30: Javi Pérez; 1-1, minuto 45+: Javi Sánchez, de penalti; 1-2, minuto 66: Fidalgo.

ÁRBITRO: Palencia Caballero (C.T. Vasco), auxiliado en las bandas por Rodríguez Portela y Díaz Méndez. Expulsó al entrenador local, Miguel Rivera, a Miguel (minuto 84), con doble amarilla, y Alberto Gil, con el partido terminado. Amonestó a los locales Corral, Mario y Pablo, y a los visitantes Zabarte, Feuilassier, Jaume y Javi Sánchez.

INCIDENCIAS: Séptima jornada del grupo I de la Segunda División B.

El Real Valladolid B no pudo continuar con su buena racha de resultados y vio cómo el Real Madrid Castilla pescaba en los Anexos una victoria muy valiosa. Los de Miguel Rivera fueron muy superiores en la primera mitad y lograron adelantarse por mediación de Javi Pérez, pero un dudoso penalti justo antes del descanso cambió el partido. Era prácticamente el primer acercamiento del Castilla al área de Samu Pérez.

 

La jugada supuso el empate, la expulsión del entrenador local y un jarro de agua fría que el Promesas no fue capaz de digerir. La contienda se igualó tras el descanso y, aunque las mejores ocasiones eran para los locales, fue el Castilla el que se adelantó gracias a una bonita jugada ensayada rematada a la red por Fidalgo.

 

A partir de ese momento apenas hubo partido, con continuas interrupciones que rompieron el ritmo. A pesar de terminar el partido con uno menos por la expulsión de Miguel, el filial buscó el empate con ahínco, aunque finalmente tuvo que hincar la rodilla.

 

Tras la conclusión, el local Alberto Gil fue expulsado por dirigirse al árbitro, según recoge en el acta, diciéndole "¡Eres un puto sinvergüenza!".

Noticias relacionadas