El Real Madrid aprende a no echar de menos a nadie

Jaycee Carroll

Los de Pablo Laso arrollan a un discreto Unicaja y cierran una quincena muy positiva pese a las numerosas bajas. 

 

 

FICHA TÉCNICA.


REAL MADRID: Campazzo (10), Carroll (29), Doncic (18), Radoncic (6) y Ayón (8) --cinco inicial--; Rudy Fernández (10), Causeur (6), Reyes (8), Maciulis (-), Randle (2) y Yusta (2).
 

UNICAJA: Díaz (-), Nedovic (10), Waczynski (9), Brooks (11) y Shermadini (8) --cinco inicial--; McCallum (15), Salin (4), Suárez (11), Dani Díez (7), Augustine (6), Soluade (-) y Okouo (4).
 

PARCIALES: 26-20, 19-20, 31-16 y 23-39.
 

ÁRBITROS: Conde, Bultó y Zamorano. Sin eliminados.
 

PABELLÓN: WiZink Center. 8.540 espectadores.
 

El Real Madrid se mantuvo invicto en la Liga Endesa después de seguir al alza en este inicio de campaña y arrollar, con menos problemas de los previstos, por 99-85 a un Unicaja que sólo aguantó una parte y que se vino abajo tras un nefasto tercer cuarto.

Desde mayo de 2008 no ganaba el conjunto malagueño a domicilio en liga al equipo madridista y esa negativa racha se alargó pese a que el conjunto blanco estaba mermado por las bajas por dentro. Pero los de Pablo Laso supieron compensar las ausencias y demostraron que están en buen momento cerrando 15 días en los que han ganado a rivales de peso como Efes, Valencia Basket, CSKA y Unicaja.

Una vez más, Luka Doncic firmó un partido completo con 18 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias para 26 de valoración, bien acompañado por la mejor versión tiradora de Jaycee Carroll (29 puntos con 5/ 7 en triples) o la aparición fulgurante de Rudy Fernández en nueve minutos del tercer cuarto. Los de Joan Plaza no aprovecharon las debilidades por dentro de su rival, ni siquiera pudo dominar el rebote (35-26) y los 31 puntos encajados tras el descanso le dejaron sin respuesta.

Para paliar las bajas en la 'pintura' de Kuzmic, Randolph y Thompkins, Laso, que además dio descanso a uno de su hombres 'altos' como Jeffery Taylor, fue valiente de inicio y puso al joven Radoncic para jugar de '4' en un equipo que salió muy centrado y a su nivel ofensivo habitual. Un parcial de 14-0 le dio la primera ventaja cómoda y Joan Plaza tuvo que llamar al orden a sus jugadores.

A partir del tiempo muerto, el Unicaja mejoró, sobre todo en defensa donde empezó a complicar más las cosas. El equipo malagueño estrechó el marcador, pero el acierto en el triple (4/4) y la buena mano de Carroll (10 puntos) permitieron que los blancos mantuviesen un dominio menos superior (26-20).

Sin embargo, la mejoría visitante era ya palpable y el segundo cuarto trajo el equilibrio en el marcador. Los madridistas no encontraban tan fácil ya el aro rival y perdían su efectividad desde lejos lo que permitió al conjunto malagueño, que empezaba a encontrar a Shermadini por dentro, acercarse peligrosamente.

El Real Madrid sólo lograba anotar desde el tiro libre y finalmente Carlos Suárez, líder de los suyos junto a McCallum, consiguió empatar de nuevo el encuentro (40-40, min.18). Los de Plaza no fueron capaces entonces de anotar más y los locales cogieron algo de aire con un '2+1' de Campazzo que ponía fin a más de cuatro minutos sin hacer una canasta de campo (45-40).

RUDY LIDERA OTRA SALIDA FULGURANTE

Los de Laso aplicaron tras el descanso la misma receta que al inicio del partido y con un 11-1 de parcial volvieron a abrir una brecha interesante en el marcador, que no dejó de ampliarse ante un rival con ahora menos capacidad de reacción.

Los madridistas no daban tantas facilidades en el rebote como en este comienzo de campaña e imponían una vez más su demoledor ritmo ofensivo, esta vez impulsado por un Rudy Fernández, inédito en los primeros 20 minutos y que salió con ganas para firmar 10 puntos y 3 asistencias, y acompañar el otro gran partido de Luka Doncic y el acierto de Carroll.

Unicaja quedó seriamente 'tocado' tras encajar 31 puntos (76-56) en 10 minutos y el Real Madrid no lo desaprovechó para sentenciar sin problemas y mantenerse en invicto en la Liga Endesa junto al sorprendente Montakit Fuenlabrada.