El racismo en Valladolid: esta es la situación en el Día para la Eliminación de la Discriminación Racial

Accem presentó un manual en los barrios, en Ávila.

Desde Red Acoge consideran que Valladolid es una ciudad "integradora" pero en la que no se puede negar que hay "acontecimientos discriminatorios" que son "excepciones, pero excepciones que existen".

'Se busca una persona para limpieza en el hogar. Que sea española'. ¿Te resulta un anuncio familiar? Hoy 21 de marzo se celebra el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial y en Valladolid cinco asociaciones, coordinadas por Red Acoge, buscan visibilizar el racismo existente en la sociedad y dar voz a las víctimas. 

 

¿Es Valladolid una ciudad racista? "Hay sociedades que discriminan mucho más que Valladolid y que España, pero no se puede negar que aquí hay hechos y acontecimientos discriminatorios" comienza Judit Sobrino, abogada en Red Acoge. "Valladolid es una ciudad integradora, a pesar de que podamos tener fama de conservadores. Y lo que sucede son excepciones, pero excepciones que existen". 

 

En 2017 desde Procomar Valladolid Acoge atendieron 12 casos en la ciudad. Pero lo que señala Sobrino es que "es muy fácil silenciar estos actos, que no son muchos pero son graves" y añade que "si la víctima aparte de haber sufrido esa discriminación se siente avergonzada y no tiene apoyo, lo más normal es que lo calle".

 

"Hay miedo a las represalias, y sobre todo si tienen una situación administrativa inestable, como no tener documentación o estar en trámites de conseguirla", visibiliza Sobrino. Y una situación para ejemplificar esta realidad es la siguiente. Ante un robo, algo tan habitual como ir a denunciar a la comisaría es un derecho vetado para estas personas, "ya que si en comisaría comprueban que no tiene documentación le van a incoar un expediente de expulsión". En el caso de sufrir una agresión física, siempre que haya un parte de lesiones emitido por un centro de salud, la situación no mejora demasiado: "Si una persona en situación irregular es víctima de un ataque xenófobo hay más protección, siempre que se acredite que efectivamente le han agredido por ser de otra raza". 

 

DISCRIMINACIÓN DIARIA Y SILENCIOSA

 

Más allá de esas excepciones, lo que ponen de manifiesto desde Red Acoge son situaciones de discriminación que viven a diario las personas por su color de piel, credo o etnia. "El acceso a la vivienda, el acceso a la salud, en los medios de comunicación, en los comercios, también en el ámbito educativo..." enumera Judit Sobrino, que al trabajar con estas personas conoce muchos casos. "A veces la persona inmigrante lo tienen normalizado, y les decimos que eso no es así" avanza Sobrino, que detalla: "Desde que se levante la persona que tiene sentado al lado en el autobús, hasta que les griten que se vayan a su país porque nos quitan el trabajo. O pedir alquilar una vivienda y cuando ven que es extranjero ponen dificultades, o dicen directamente dicen que ya está alquilado".

 

"Luego están los estereotipos, que hablan de cosas que no son ciertas ni se han constatado. Se adjudican calificativos. Y resulta que preguntas a quien te los dice, y no conoce ni a una sola persona de ese país del que habla" alega la abogada.

 

¿Qué piden desde Procomar Valladolid Acoge para este Día Internacional? "Si puedo pedir un deseo, ue realmente todos fuésemos iguales en derechos y libertades. Me conformo con que la discriminación vaya disminuyendo poco a poco hasta que desaparezca, nadie tiene la culpa de nacer donde ha nacido" anhela Sobrino, quien reconoce que "la recuperación económica, aunque lenta, también ayuda a que disminuya la presión social" ya que "la escasez siempre ha sido causa de disputa". 

 

Junto a Red Acoge, este miércoles estarán en los Centros Cívicos de Delicias y Rondilla (de 11 a 13 horas) otras cuatro organizaciones: Secretariado Gitano, Cruz Roja, Accem y Movimientro contra la Intolerancia. Para concluir, Judit Sobrino destaca que, en actos como estos, que se llevan a cabo a pie de calle, encuentran "una respuesta bastante positiva, la gente es muy amable". Los vallisoletanos que lo deseen pueden dejar allí su mensaje, y también en las redes sociales a través del hashtag #21deMarzoNoTeCalles, para dejar claro que la ciudad y sus habitantes están en contra de la discriminación.

Noticias relacionadas