El Puente del Poniente perderá un carril para coches, ganará aceras para peatones y un carril bici

El Ayuntamiento de Valladolid aprueba un gasto de 312.190 euros para llevar a cabo estas obras. 

Las obras en el Puente del Poniente, que realmente se llama Francisco Regueral, dejarán de ser en breve un proyecto para convertirse en realidad. La Junta de Gobierno ha aprobado este miércoles un gasto total de 312.190 euros para llevar a cabo obras de ampliación de aceras y carril bici, mediante procedimiento abierto.

 

Según ha podido saber este periódico de fuentes cercanas al Consistorio, se eliminará uno de los carriles (de tres a dos), aunque en su conexión con el Paseo Isabel La Católica, a la altura del semáforo se mantendrá un tercer carril para agilizar el tráfico.

 

De esta forma, los peatones tendrán más anchura en una de sus aceras que se ampliará hasta prácticamente los dos metros y medio. De esta forma, en la acera sur se ha proyectado un carril-bici, que superará los dos metros de anchura y doble sentido. Conectará con el carril-bici ubicado en la Avenida Vicente Mortes. Se plantea también una nueva pavimentación antideslizante y nueva iluminación.

 

Asimismo, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid, ha aprobado el expediente para la contratación del servicio de celaduría de los colegios públicos de titularidad municipal, autorizándose un gasto de 36.300 euros con cargo al presupuesto del año 2017.

 

En el Área de Medio Ambiente y Sostenibilidad, se han adjudicado un contrato para acometer las obras de subsanación de deficiencias en zonas de enterramiento del Cementerio de El Carmen, a la empresa Haral 12 Servicios y Obras, por un importe de 269.797 euros.  Se la consideró la oferta más ventajosa y amplía el plazo de garantía en veinticuatro meses más. Las obras tienen un plazo de ejecución de casi once semanas.