El Puente celebra la I Gala de la Salud Mental en Valladolid con el respaldo de la sociedad vallisoletana

El acto desarrollado en el Palacio de Santa Cruz reivindica la labor de esta asociación que lucha a favor de la salud mental.

Una jornada de comunión y armonía entre las instituciones, las empresas y las personas que trabajan en los proyectos desarrollados por El Puente Salud Mental Valladolid. Así se vivió la I Gala de la Salud Mental celebrada en el Aula Triste del Palacio de Santa Cruz, con la presencia de más de un centenar de personas y una nutrida representación de la sociedad vallisoletana.

 

El alcalde Óscar Puente estuvo presente y se refirió a la labor desarrollada por la asociación El Puente. “La colaboración con El Puente viene de largo. Llevamos muchos años trabajando con ellos. Esta gala persigue dar visibilidad a las personas con problemas de salud mental… y eso es fundamental. Hemos de ser conscientes de que una de cada cuatro personas tendrá a lo largo de su vida algún problema de salud mental, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una persona con problemas de salud mental tiene capacidad para desarrollar cualquier actividad y buena prueba de ello es que en el Ayuntamiento trabajan personas con problemas de salud mental. Hay que romper la burbuja del silencio y el rechazo social”, señaló Óscar Puente.

 

Visión con la que coincidió Conrado Íscar, diputado provincial delegado del Área de Servicios Sociales e Igualdad de Oportunidades: “El Puente desarrolla una labor imprescindible, en un esfuerzo a favor de la plena integración, creando una red accesible para personas con problemas de salud mental”.

 

María Ángeles Cantalapiedra, gerente de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León, también expresó su opinión sobre la labor desarrollada por la asociación: “Prestamos el apoyo pensando en la mejora de calidad de vida de las personas que padecen el problema y, por supuesto, de sus familias, ya que para ellas es crucial la atención”.

 

Por su parte, Jesús Corrales, presidente de El Puente Salud Mental Valladolid, expresó los objetivos de la entidad: “En el año 1986 cierran los manicomios y los familiares se encuentran con sus hijos, hermanos… a los que apenas conocían. Una situación de incertidumbre que vio luz en la constitución de la entidad como recurso para atender a estas personas. Tenemos que abrir puertas para dar a conocer nuestras necesidades. Se cuida mucho la salud física en los entornos laborales, pero no tanto la mental, y es algo fundamental. Hace poco hemos editado una Guía de Buenas Prácticas para promocionar la salud mental en entornos laborales. Queremos que nos ayudéis a combatir el estigma. Las personas con problemas de salud mental son ciudadanos de pleno derecho y debemos luchar para que disfruten de los mismos derechos. Pedimos normalización, recursos que ayuden a la autonomía”.

 

A continuación intervino Pablo Moreno, director técnico de la entidad, quien hizo hincapié en el enfoque multidisciplinar que se desarrolla en la asociación vallisoletana: “Debemos poner nuestra voz junto a la vuestra. Creemos en las personas y desde ahí es la única manera de trabajar. Lejos del diagnóstico y de etiquetas, hay personas. Trabajamos con una metodología centrada en las soluciones y no en los problemas. Hemos vivido centrados en el sufrimiento y no nos deja ser constructivos. Apostamos por el humor, que haya espacio para la alegría”.

 

Por otra parte, se emitió por primera vez el vídeo corporativo de presentación de la entidad, además de resaltar el trabajo que durante más de 27 años desarrolla la asociación en ámbitos tan importantes como el laboral, residencial y rural. Isabel Cid, directora de Recursos Humanos de la empresa SAMSIC, destacó la apuesta por la inserción laboral de su empresa: “Nuestra andadura con El Puente no lleva muchos tiempo, pero es de intenso trabajo. Hemos integrado en este último año a más de 50 personas con discapacidades, de las que diez tenían problemas de salud mental”.

 

En la parte final de la gala, se reconoció a Alberto Blanco, jugador del VRAC, en nombre de todo el rugby de Valladolid, deporte de moda en la ciudad por los éxitos de sus clubes y la creciente afición en niños y mayores, por los valores que comparten la lucha por la salud mental y el deporte ovalado. “Luchar por algo que quieres es lo que te permite alcanzar tu meta. Hay que ser perseverante”, destacó el internacional vallisoletano. También hubo presencia de El Salvador.

 

Para poner el colofón a esta I Gala de la Salud Mental, se nombró al humorista vallisoletano J.J. Vaquero como embajador de la salud mental en Valladolid, del que se proyectó un vídeo.