El Pucela se va con “sabor agridulce” tras el partido contra el Villarreal

Hervías se lamenta tras una ocasión fallada en el partido contra el Villarreal. A.MINGUEZA

Hervías y Masip valoraron el punto de forma positiva, pero apuntaron que tuvieron ocasiones para ganar.

El empate a cero del Real Valladolid contra el Villarreal dejó a los aficionados con ganas de más en la grada. De hecho, muchos decidieron abandonar sus asientos en Zorrilla cuando Sergio González quitó a Keko para dar entrada a Borja. En ese momento, todos ellos entendieron que el punto no era tan malo.

 

Así lo vieron y reconocieron Hervías y Masip tras el partido, del que salieron con “sabor agridulce”. “El Villarreal es un buen equipo con buenos jugadores, pero hemos tenido ocasiones para ganar el partido. Ha faltado algo de claridad en los últimos metros. Si no puedes ganar, al menos no pierdas”, dijo el primero de ellos.

 

El extremo tuvo la primera buena ocasión del partido, en un disparo que Asenjo despejó a córner. Y en la segunda parte gozó de otra, tras una gran contra de los blanquivioletas, pero en esta reconoció que golpeó “peor”.

 

Fue titular por primera vez tras su regreso, y en el segundo partido en el que entró en la lista de 18. El entrenador confía en mí y yo tengo que refrendarlo en el terreno de juego. Seguiré mejorando con el paso de los días”, comentó. Aunque todavía no tiene los ‘galones’ en las jugadas a balón parado. “Ya habrá tiempo para hablar de ello. El entrenador es quien decide, dijo al respecto.

 

PORTERÍA A CERO

 

Por su parte, como nota positiva, el Real Valladolid dejó la portería a cero tres meses después de que lo hiciera contra el Eibar en aquel 0-0 del 10 de noviembre. “Es importante para la confianza del grupo e intentar recuperar el nivel perdido, aseguró Masip.

 

El portero no quiso tirarse flores por ello y por su buen partido y prefirió aplaudir al conjunto. “El equipo ha hecho un trabajo defensivo muy bueno y eso repercute en todos”, señaló. Así, el Pucela sumó un punto que para él “no es malo”.

 

La próxima jornada afrontará un partido marcado en rojo en su calendario particular, ya que el conjunto blanquivioleta visitará el Camp Nou, la que fue su casa durante muchos años. “Volver a Barcelona es especial siempre e intentaremos luchar el partido”, concluyó.