El PSOE pedirá al Ayuntamiento ayudas para material escolar, becas de comedor y estudios universitarios

El Grupo Municipal Socialista pedirá en el próximo Pleno del Ayuntamiento de Valladolid, que se celebrará este jueves, la puesta en marcha de líneas de ayudas para la adquisición de libros de texto, material escolar, becas de comedor y apoyo a la financiación de estudios universitarios.

Los socialistas han recordado que se trata de una "vieja" reivindicación, pero no por ello "menos oportuna ni de actualidad", a tenor de los datos que muestran las "dificultades" que atraviesa un gran número de familias vallisoletanas, para las que piden una "muestra de sensibilidad municipal".

  

En este sentido, han señalado que las tasas son cada vez "más caras" y las becas, "inaccesibles" -el número de becados ha pasado del 23 al 16 por ciento en sólo dos cursos-, que tienen como resultado que "muchos" alumnos se queden fuera de los estudios universitarios por no poder pagarlos.

  

En su moción, la concejal socialista Victoria Soto recuerda que la "drástica" reducción presupuestaria en materia de educación, que desde el desembarco de José Ignacio Wert en el Ministerio se traduce en 5.212 millones de euros, convierte el acceso a la educación en un objetivo "inalcanzable" para una "buena" parte de ciudadanos.

  

En concreto, ha señalado desaparecen becas de transporte, se eliminan las ayudas por desplazamiento, para comedor, libros y material escolar y "se reducen o casi desaparecen" las becas salario y de movilidad. El sentido de todas estas medidas, indica Soto, no es otro que "poner obstáculos" en el camino a los estudiantes con menos recursos.

 

"OBLIGACIÓN" DE ACTUAR

  

A su juicio, los poderes públicos tienen "la obligación" de actuar, de proteger a los chicos que no tienen "garantizada" su alimentación ni una educación de calidad y que "incluso" tampoco pueden acceder o permanecer en una enseñanza superior.

  

En este sentido, en la moción se pide además que el Ayuntamiento aumente el fondo de ayudas a familias para becas de comedor en los colegios para todos los alumnos en edad escolar obligatoria, también para los meses de verano, y reclama instar a la Junta a que permita la utilización de los comedores de los centros de Primaria a los estudiantes de la etapas obligatorias que lo necesiten, incluidos los meses estivales.

  

"Hemos de conseguir", afirma la concejal, "desde la Administración más cercana a la ciudadanía, mediante la implantación de fondos extraordinarios de ayudas, reducir la influencia de los condicionantes de origen socioeconómico, como medio básico para el logro de mayores niveles de equidad del sistema educativo".

  

En este ámbito, la política de becas y ayudas al estudio, las ayudas a comedor, transporte, libros y material escolar, entre otras, constituyen uno de los "principales" instrumentos de la política social, ya que "amortiguan" el efecto que el nivel de renta familiar tiene en la demanda y acceso a los diferentes niveles educativos.

  

Otra medida "totalmente injusta", resultado de la disminución de la financiación a las Universidades, fue la subida de las tasas universitarias, que en algunos casos alcanzó un 36 por ciento, lo que las convirtió en las terceras tasas académicas "más caras" de España, lo que supuso un "duro golpe a la maltrecha economía" de muchas familias vallisoletanas, sentencia la concejal.

  

Por último, indica que, junto a esta medida, el Ministerio aprueba un recorte en el dinero dedicado a becas en 110 millones de euros, lo que supuso dejar sin ayudas a unos 35.000 estudiantes universitarios.